Virginia Vallejo y Pablo Escobar

Septiembre 12, 2017 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

La célebre Virginia Vallejo y el duro terrorista Pablo Escobar hoy son noticia mundial porque su romance lo repiten en el cine Penélope Cruz y Javier Barden. Se gastaron seis millones de dólares los productores de la película ‘Living Pablo’ que estrenaron en Venecia. Hago memoria hacia Virginia Vallejo. Ella alegraba la feria en Cali, las corridas en Bogotá y el reinado de Cartagena. En Cali sus amigos Pardo Llada y Álvaro Bejarano gozaban su compañía y repetían que Virginia era bella como Ava Gardner.

Virginia Vallejo, por veinte años la número uno en la televisión y en los cocteles de la burguesía bogotana. Se vestía de Valentino y Armani con su dinero bien ganado. Privaba con su hermosa sonrisa. Con un exquisito inglés y su frescura personal, era exitosa ante figuras del mundo internacional. En las fiestas del periodismo, Premio Simón Bolívar, el coctelazo de Ivonne Nicholls, era la más buscada por los fotógrafos, la televisión y los casi-casi ‘playboys’ cachacos.

Virginia Vallejo divirtió a millones desde Londres narrando el matrimonio de Lady Di con su machista principito, Carlos de Inglaterra. Boda fatal para ella, el aristócrata llegó al matrimonio con amante, y eso, según ‘Miky’ Calero, “fue un detalle de mala educación”. Almorcé muchas veces con Virginia en casa de sus amigos Jaime Glottman, Beatriz Ángel, Julio Nieto Bernal, su íntimo y admirador irreductible. Ella encantaba. Con Amparito Pérez la entrevistamos varias veces para mi tele-espacio ‘Muy personal’. Nos daba alta audiencia, seducía al televidente.

No me interesa la Virginia Vallejo que por amor o por alucinada fue novia de Pablo Escobar. No veré esa película. Sigo rechazando que ella fuera novia o ‘compañera’ del tipo que le complicó la vida. Punto. De Madrid me reporta Miky Tassara que Virginia cobró por ceder su libro a la película, un millón de dólares. Si es cierto, me alegro porque Escobar no le dejó ni un dólar y le hizo mucho daño.

Muy culta Virginia, citaba a Proust, tal vez por ‘snob’ como miles de mujeres que dicen haberlo leído y nunca lo han leído. Lectora de Truman Capote, José Luis De Vilallonga, Hemingway y de Oscar Wilde. Virginia Vallejo, bachiller del Anglo bogotano, una hermosa e inteligente mujer que entró al sitio equivocado. Virginia Vallejo, vive en La Florida, se dedica al yoga, al deporte y la lectura.

VER COMENTARIOS
Columnistas