Uribe rezó por Santos

Uribe rezó por Santos

Septiembre 11, 2013 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Hoy toca celebrar que el expresidente Uribe y su exministro Juan Manuel Santos, al fin, hayan tenido una coincidencia y no sobre fútbol. Se pusieron de acuerdo sobre algo delicado, los límites con Nicaragua donde gobierna un tipo de lengua caliente, Daniel Ortega, el que se ganó el poder con los fusiles guerrilleros. Ese jefe lleva 30 años gobernando, sigue como el whisky que sabemos, sigue mandando a su antojo en la tierra del azucarado poeta Ruben Darío. El expresidente Álvaro Uribe antenoche metió gol olímpico al apoyar rapidito, desde Nueva York, la postura de su examigo Juan Manuel Santos sobre el lío con Nicaragua. Un pánico me corre hoy: que si a Colombia le toca parquear 12 buques y 7 destroyers y miles de marineros en fragatas frente a las costas de Nicaragua, hacemos un pésimo negocio. Eso nos puede costar dos o cinco millones de dólares por día. Ojalá que el alto mando militar no tenga la genialidad de recomendarnos comprar armas modernas que van de fragatas a submarinos. Lo digo en español: no quiero pagar más impuestos para proteger la cosecha de camarones frente a San Andrés. Ese lío lo tienen que arreglar Colombia y Nicaragua conversando y si hay petróleo, que no creo, que se lo repartan con la sabia fórmula del ‘miti-miti’. PUNTO.Buenas-buenas: ya no somos del ‘Tercer mundo’, somos cosmopolitas, ahora 10 millones de colombianos y 7 millones de mujeres colombianas discuten sobre el tal TLC, ese tratado que discutieron los “sabios de la tribu”, que nos costó millones de dólares en viáticos, abogados y asesores y resultó un amargo autogol. Hoy en Duitama y en Ipiales los campesinos paperos se están burlando de los sabios que pasaron por Harvard University porque en la realidad fallaron escandalosamente. Pan y circo recomendaban en la Roma antigua. Bienvenida esa llave porque el pan es obligatorio consumirlo y asistir al circo futbolero o teatral es una delicia. Hoy vive Colombia otro clima de confianza, no dudo que el fútbol ayudó y el revire de Santos a Nicaragua también. No soy un genio si digo que en la encuesta próxima subirá el aprecio por Santos. Entiendan que él nos libró de que fuera presidente el filósofo Antanas Mockus que es honrado como las señoras del Opus Dei pero (como yo) ineptísimo para el cargo presidencial. Colombia un país difícil para gobernar y al que gobernó casi bien como Álvaro Uribe le llueven cañonazos jurídicos y lo persiguen los 14 poderosos jefes ‘paras’ que él extraditó a los Estados Unidos. Colombia, un país exótico y para miles muy delicioso.

VER COMENTARIOS
Columnistas