Unos ríen y otros lloran

Julio 13, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Estuvo Juan Manuel Santos el domingo en Popayán porque los angelitos ‘farcos’ siguen matando para que en Bogotá ciertas voces digan: “Toca que Gobierno y guerrilla conversen de paz”. Para llorar o para reír que el Gobierno, en pleno combate a bala, tenga que pedir una orden judicial para disparar a una casa desde la que los bandidos están disparando a los policías. Eso lea tocará hacer a las autoridades en Corinto, Caloto, Mondomo y otros sitios del Cauca incendiado.En Popayán Juan Manuel Santos lanzó una frase certera: “Donde se refugien los asaltantes los perseguiremos”. Pero ayer salieron los leguleyos a decir que eso es “una violación a los derechos humanos”. Pronto veremos en Europa a un grupito de libertarios con pancartas que dirán: “Santos, fascista y criminal”. Fijo, si en Corinto muere un guerrillo, pedirán miles de dólares por “daños y perjuicios” y son muy afortunados, se los pagan.De lo trágico a lo cómico: ustedes pagan impuestos y en Acuavalle montan la ‘piñata millonaria’. Y viene lo amargo: que ustedes tendrán que seguir pagando más impuestos para que allí sigan varios ‘próceres’ gozando de la jugosa ‘corbata’ que les dan sus padrinos políticos. La radiografía de ese bandidaje la contó en este diario el domingo, Luis Guillermo Restrepo en su columna con un regio título: ‘La burla’ y los burlados son ustedes. Bonita comedia: saquean Acuavalle, con esos millones montan una agencia electoral que saldrá triunfante y seguirán como dueños de Acuavalle. Para llorar o para reír que tengan que cerrar un antiquísimo periódico de Inglaterra, News of the World, porque sus periodistas ‘chuzaban’ teléfonos, buscando ‘chivas’, como si fueran asaltantes. En la mitad el poderoso dueño, don Rupert Murdoch, que con tantos millones, canales de televisión y cadenas radiales tenga que pasar la vergüenza y decir: “Se cierra este diario”. Muchas noticias ruidosas de sus periodistas salían de métodos delictivos.Bogotá es plaza dura para triunfar, pero cuando hay talento, el talento manda. Lo digo por el diseñador y fotógrafo caleño Carlos Duque que expone en la bogotanísima ‘Galería El Museo’ sus magistrales fotos donde logra conjugar la amarga pobreza con objetos del capitalismo sofisticado. Y en Bogotá, un palmirano, el profesor e ideólogo Ricardo Sánchez-Ángel le aceptó a la alcaldesa, Clara López, dirigir la Secretaría de Educación de Bogotá que arropa miles de maestros y un millón y medio de estudiantes. Bien por Carlos Duque y Ricardo que son estudiosos, muy aplicados y tan vallunos como el Deportivo Cali. De final una cristiana pregunta: ¿Ya fueron a Buga, a rezarle al milagroso por el comandante Chávez? Háganlo, lo nececita.

VER COMENTARIOS
Columnistas