Un Picasso en Popayán

Noviembre 09, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Para alegría de Mario Fernando Prado, su amada Popayán es noticia en la televisión y periódicos de 99 países. Todo porque allí se robaron un grabado del malagueño Pablo Ruiz-Picasso. No es el primero que se roban porque Picasso es un plato exquisito para los ladrones. Imagino que se lo llevaron para Cali donde vive el bandido que encargó el robo. Duele que una obra regalada con civismo y amor por el respetable maestro Édgar Negret, termine en poder de unos cacos.Imagino al fanfarrón, dizque admirador de Picasso, diciéndose vanidosamente: “Qué culto soy… tengo un Picasso en mi casa”. Los servicios de inteligencia deben pedir ayuda a los galeristas de Bogotá, Medellín y Cali. Revisen las valijas en el aeropuerto caleño, allí estaría la sorpresa. Punto.Escándalo fallido. Se ‘pifiaron’ quienes culpan a la recta exdirectora nacional del Bienestar Familiar, Elvira Forero, porque un chofer abandonó su camión con 400 bultos de alimentos en un parqueadero de Neiva. Seguir la ruta de un camión no era función de la doctora Forero. Gentes del alto gobierno repiten que ella es una profesional seria, muy competente en su cargo, pero con la mala suerte de ser poco simpática para una bonita parlamentaria.En Colombia y en California hay que respetar los veredictos de los jueces, pero me sorprendió el que declaró culpable de “homicidio involuntario” al médico que asistía al ‘rey del Pop’, a Michael Jackson. Al artista le pasó lo mismo que a miles de ustedes que al tener fiebre, doblan la dosis del analgésico. Sólo falta que ahora culpen por el delito de “lesa humanidad” al soldado que disparó contra el llamado ‘comandante Alfonso Cano’. ¿Culpable el médico? Lo siento mucho.Hoy son noticia dos personajes sectarios y amigos del fusil como arma política. Uno, el chapineruno ‘Alfonso Cano’ que sigue en los titulares porque lo pilló el Ejercito en la selva caucana donde era dizque “ideólogo marxista”. El segundo es el buscapleitos Daniel Ortega, auto reelegido presidente en Nicaragua con registraduría propia. De final les cuento lo que me contaron desde Cali: que el doctor Useche, casi gobernador del Valle, alista un neoyorquino vestido blanco para su posesión. No se apresure doctor Useche… en la Registraduría hay duendes y pueden dañarle la fiesta. ¡Folclórico que en estos tiempos del computador mágico lleven 11 días sin elegir gobernador! Todo porque la política en el Valle la volvieron un crucigrama más enredado que el que tiene en la ruina al bello país de Grecia donde creo que se inventaron la caótica democracia que tanto nos cuesta.

VER COMENTARIOS
Columnistas