Santos pasa al tablero

Santos pasa al tablero

Septiembre 04, 2013 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Les fue bien al Valle y a Cali en el caótico reciente paro agrario. Salvo las pedreas de Univalle, esta vez menos intensas, hubo cierta calma. Ordinario tirarle piedras a un humilde muchacho que ingresó a la Policía porque quiere a su país y por ganarse un sueldo. Muchacho que no tuvo el privilegio de ser universitario. La movida en Bogotá fue angustiosa, hubo colas en los supermercados, pensaban dejar a Bogotá sin alimentos. Por los celulares decían: “Apúrate, tráeme verduras, los paperos boyacences planean un bloqueo salvaje”.Bogotá estuvo casi sitiada, le midieron el aceite a Petro y al gobierno. “Este paro fue un globo de ensayo, el próximo será más fuerte, mejor organizado, un bloqueo de carreteras es baratísimo, sin riesgo y de gran poder”. Ese análisis político me lo hizo un amigo periodista, activista del Polo que me entrevistó para opinar del golpe fachista de Pinochet en Chile hace 40 años, la próxima semana. Ese septiembre del 73 nos trae tristezas a los que fuimos de la Unidad Popular y perdimos ese mes al médico socialista y presidente Salvador Allende. Ese mes también cayó el poeta genial, el vital y delicioso, el enamorado Pablo Neruda, autor del ‘Canto de amor a Stalingrado’ y del ‘Poema 20’ que, según mi amiga Vivian, su noviazgo se lo arrullóLo veo y no lo creo, al gobierno santista se le volteó la tortilla hasta tener manchones de quemada. Lo salva el viejo recurso del cambio de ministros. Que sirve poco, llegan primíparos a entender el cargo. Piden carro nuevo, nuevos asesores, cambio de muebles de la oficina, varios carros blindados para su familia y obvio, viajan en el otoño a Nueva York por la ONU, o a Roma porque la FAO dizque les tienen un ‘Plan agrícola salvador’. La pasada de los nuevos ministros por Madrid es obligatoria, allí atiende el embajador Orlando Sardi, muy musical quien, atérrense, deja el cargo, viene para la campaña de la reelección de su jefe el presidente Santos… Si la consigue, hoy muchos santistas la dudan, así trabaje mucho y madrugue y dialogue y dé línea don Juan Manuel el presidente nieto de ‘Calibán’.Toca decirlo, la agricultura es segundona en casi todos los gobiernos. Un sevillano-caleño, José Fernando Botero Ochoa, fue nombrado ministro de agricultura por Virgilio Barco. Le aceptó, le pidió cita 7 veces para decirle qué pensaba hacer. Don Virgilio dejó pasar 95 días sin darle la cita. Botero, por serio, le renunció. Patricia Lara tiene un regio libro titulado ‘El que siembra vientos cosecha tempestades”. Eso sembramos, eso recogemos. No es negocio la papa y aunque engorda y los dietistas la prohíben, esa papa, ¡a todos un lío grande nos montó!

VER COMENTARIOS
Columnistas