Santos pagó su tiquete

Santos pagó su tiquete

Diciembre 03, 2014 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Montó en un bus de Transmilenio. Lo cogió en el bullicioso Chapinero bogotano. Con humildad de mensajero pasó un billete de dos mil pesos. Recibió muestras de simpatía, atendió preguntas.No es muy delicioso el cargo presidencial. No se vive como un burgués, se vive como un agente viajero que cruza el país cada día en el avión FAC 001. Con lo aburrido que es montar en avión. Santos quiere acertar porque él ya no buscará otra reelección.Secuestrado un General en el Chocó que entra inocentemente a un cuartel de las Farc. Exige el país sensato que explique su conducta. ¿O es que hay gato encerrado? Eso dicen los brujos. Y, digo yo, que lo interrogue un alto militar, un General que no sea su subalterno. Santos fue cadete y ministro de Defensa. Conoce el almendrón.El presidente Santos, de pie en el bus rojo de Transmilenio, aflojó su verbo. Lean esta: “El impuesto contra la pobreza sólo tocará a 50.000 personas y me incluyo, no entiendo por qué no son solidarios, lo digo por los bancos que obtuvieron altas ganancias en los últimos registros”. Dijo más: “Se esconden detrás de la clase media”.Gran verdad, estamos pagando los derroches del alto gobierno: señorones vanidosos en autos blindados oficiales, tiquetes internacionales, costosos seminarios en Cartagena, viáticos a Europa y somos un país casi quebrado. Mucho ruido y debate económico pero los especuladores venden los kleenex y el papel higiénico a precios de cashemire. Penoso. Muchos monopolios que siguen golosos. Punto:Llegó diciembre, un mes odioso porque a los pobres su pobreza les duele más. Afortunadamente tenemos fútbol y hoy estoy con el Atlético Nacional que debe derrotar a los pedantes del River. Bravo ‘paisas’ y a portarse bien, no como los guaches que están azotando el legendario Pascual Guerrero, el de Álex y Nelson, Elsy y Pardo Llada, María Clara Naranjo, Julián Vernaza, Joaquin Lozada, Martín Alvarado, Carlos Alberto Caicedo, Álvaro Bejarano, ‘Pakiko’ Becerra, Rentería, Mao, El Gallego, Demetrio. Gana el Nacional. Punto.Súmense a la campaña nacional que comanda Alejandra Borrero en defensa de las mujeres golpeadas. Cali, Montería, Barranquilla y Cartagena es donde más pegan a las mujeres los borrachitos guaches. ‘A ellas, ni con el pétalo de una rosa’. Esa es la consigna. Bravo Alejandra Borrero. Y ellas, ¡a denunciar al compañero trompadachín!

VER COMENTARIOS
Columnistas