Santos en Nueva York

Santos en Nueva York

Septiembre 19, 2017 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

Muy contento, muy risueño vimos ayer vía televisión, ejerciendo de Premio Nobel en Nueva York al presidente Santos. Y mucha cancha tiene ‘JM’ Santos para moverse en las pasarelas de la ONU; la tiene porque lleva doce visitas a ese templo diplomático que ataja pocas guerras, pero lo respetan mucho. Santos, en tiempos del coreano Ban Ki-Moon, allí era recibido como ilustre líder gracias a la palanca de su eficiente embajadora María Emma Mejía.

Cada otoño, a mediados de septiembre, Nueva York se engalana para recibir en el edificio de la ONU -42nd Street and 3rd Avenue- a los presidentes de 145 países. Ninguno falla, salvo que tenga cáncer o sea rechazado como Maduro. Chávez hizo gran ‘show’ teatral en ese edificio. Llamó “Diablo-Satanás” al presidente Bush y dicen que éste le deseó ganarse un cáncer en venganza.

A Nueva York llegan 145 presidentes. A los del poder el vitrinazo les seduce y van con fotógrafos propios, llevándose 843 fotos a sus bibliotecas. Todos muy felices en la ONU. Algunos van al Harry’s Bar del frente y beben campari porque son amistades que se acarician pues pronto, todos serán expresidentes. Ya retirados, tendrán tiempo para visitarse y contarse anécdotas y subirse el ego y citarse en París o Londres. Las amistades entre expresidentes existen para que los inviten a dar conferencias cuando turistas.

Entre expresidentes ociosos se dicen mentiritas como ésta: “Clinton me llamaba a consultarme de política”, dicen que eso decía el ecuatoriano expresidente Rafael Correa, hoy experto en telefonía 007, tanto que el actual presidente, Lenín Moreno, lo denunció por dejarle encaletado un aparato mágico para espiarlo. El Correa fue feroz contra Colombia y contra el expresidente Álvaro Uribe por haberle reventado un campamento militar al comandante Raúl Reyes en el Ecuador. Punto.

Si planean viaje a Nueva York en este otoño pagaran el doble en los hoteles medianos y de lujo. Los de cinco estrellas son para la burocracia mundial. Y los autos negros Cadillac que alquilan a dos mil dólares el día. El año próximo el presidente recién posesionado irá feliz a la ONU. ¿Será Fajardo, Carlos Holmes Trujillo, De la Calle, Vargas Lleras, Ivan Duque o Rafael Nieto? Y viajará con 12 amigos y 14 asesores. ¿Quien será el próximo presidente visitando la ONU? ¡El que diga usted! ¡O Uribe, o el compañero Petro!

VER COMENTARIOS
Columnistas