¿Rajaron al periodismo?

¿Rajaron al periodismo?

Octubre 05, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Como pasadas las elecciones, hacen lista de los quemados y de los que se pifiaron, Clara María, mi amiga caleña, me dijo que gran rajado en el Valle fue monseñor Monsalve al llamar deshonestos a los que votaran por el No. Monseñor, dé buen ejemplo, hágase una autocrítica, hubo ‘pifia’ verbal de Su Reverencia. Punto. Como opinaré sobre los derrotados, debo contarles a mis 157 lectores que voté por el Sí a pesar de mi jartera al gobierno actual. Sí, voté por el Sí fatigado con el cuento interminable de la paz en Cuba. Voté por el Sí y no fallé, creía lo bueno del Sí. Perdí unas botellas de vino argentino, ganó el uribismo sin prensa, ni radio ni televisión. Se les abona.A caraxos, cuentan que el equipo del Sí, comandado por los Char de Barranquilla, los Musa de Lorica, los Slebi de Malambo y los Noños de Sucre, Córdoba y Bolívar, gastaron billetones en su exagerada campaña electoral. Sí, es pura democracia. Guau. Veo que el expresidente Uribe, el tumbado exprocurador Ordóñez, Marta Lucía Ramírez y Andrés Pastrana son aliados, acaban de derrotar al presidente Santos que hizo una extenuante campaña por el Sí pero le faltaron votos. Y voté por el Sí superando la pereza a un gobierno que no ataja los peculados, que le hacen paros camioneros, que tiene ineptos en puestos delicados. Punto. Domingo de sorpresas, ganó el No y ningún politólogo, ningún columnista, ningún brujo del curubito periodístico calculó esa victoria uribista, esa catástrofe santista, de la U, del liberalismo. Y tremendo ‘oso-peludo’ hicieron los sabios de la publicidad que importó la U. Esos publicistas, línea Miami y México, aconsejaron meter miedo, asustar al respetable, paniquiar a la comunidad. Oso amargo, los derrotaron. No les creyeron el “ahí viene la guerra”. Ganó el uribismo y en Colombia no hay puños, ni tiros, ni trompadas por política. Aleluya, el expresidente Uribe calmó los ánimos, pidió protección para los jefes Farcos, ofreció amnistías a los guerrillos rasos y aceptó charlar, vía Carlos Holmes Trujillo, con el gobierno.Aún no conversan Uribe y Juan Manuel Santos. Uribe busca remendar ese acuerdo nebuloso que de afán y fatigados, firmaron en Cuba. Santos hizo todo lo que pudo, hasta atropellos cometió su afán de paz, de acuerdo. Frescura: no habrá atentados de Farc ni dinamita, ni guerra. Frescura, habrá buen fútbol. Atérrense: los honores de la paz se los llevaran dos paisas, dos jefes, Álvaro Uribe y Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’. ¡Lo veremos!

VER COMENTARIOS
Columnistas