Que me lo cuenten en español

Mayo 04, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Cuando en política le cuentan a uno algo extravagante y mentiroso, es saludable decirle al contertulio esta frase: “Ahora cuéntame una de vaqueros, ojalá con Gary Cooper, porque lo que me acabas de decir me sonó a ciencia ficción”. Esa salida verbal me la enseñó mi entrañable José Pardo Llada que lo sabía todo en poesía, en Fidel, Cabrera Infante, Alex Gorayeb y Napoleón Padilla. Bueno, Pardo Llada sabía hasta de dónde eran los cantantes.Como el novelón de los Nule se incrustó en las charlas de mujeres en las peluquerías y en los baños turcos para hombres, me surgen preguntas elementales: ¿Cómo conseguían paz y salvos ellos para firmar contratos con el Gobierno si debían millones en la Dian? No lo sé y me gustaría que me lo cuenten en español. ¿Quién fue ese pontífice del papeleo burocrático que burló todas las ventanillas? No lo sé, pero para sacar aquí una licencia para una heladería impecable o un consultorio odontológico hay que llamar a Lorica a un senador costeño.Quisiera que un buen ciudadano me explicara por qué los sindicatos, nobles hijos del proletariado, se oponen tan duramente contra el famoso TLC que Juan Manuel Santos le pide al presidente Obama. Me lo pregunto porque he leído artículos de Alfredo Carvajal Sinisterra, Guillermo Perry y César Gaviria, donde afirman que ese TLC es una bendición para Colombia. ¿A quién le creo? A los que fueron a Uniandes o a Yale University o al buen sindicalista que, con buena fe, dice “ese tratado es una derrota para Colombia”. Yo quisiera que en español me contaran los politólogos caleños algo que tengo en duda: ¿Por qué la doctora Susana Correa, que tiene tan alto nivel académico y manejo de las finanzas, no gana en las encuestas para la Alcaldía de Cali? Si alguien logra saber la verdad, quiero que me la cuente en español. Aclaración obligada: no conozco, nunca me he saludado con la doctora Correa, pero tengo amigos serios, inteligentes y caleñísimos que van a votar por ella. Cuando necesito saber algo jurídico, llamo a Jaime Castro que lo sabe todo. En economía le creo a Rudolf Hommes, en cine colombiano y francés, a Carlos Palau… ¿A quién le pregunto de la política caleña? Doy la palabra a los que saben y han hecho política sin maquinaria: el biólogo Diego Tono Gamboa, el jurídico Humberto Alzate Castaño y el gran ‘brujo’ de la información, Gustavo Álvarez Gardeazábal.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad