Poder taxista
poder abusivo

Mayo 09, 2017 - 11:55 p.m. Por: Poncho Rentería

Vimos a un candidato presidencial paseándose en un taxi amarillo con el mega líder de taxistas, con el poderoso Uldarico Peña, en una manifestación electoral. Esos coqueteos del gobierno salieron mal. Hoy, mayo 10 del 2017, tenemos un paro abusivo de taxistas en Bogotá y otras 25 ciudades. Hay un súper poder en la sombra que le quita miles de pesos al taxista asalariado, que en este rollo es un gran explotado por el dueño-patrón del taxi. Hoy el poderoso gremio taxista mostrará su poder. Húyanle al paro, sigan el fútbol, el duelo madrileño. Los señoritos del Real Madrid, los del barrio Salamanca, se enfrentan con el mío, mi Atlético Madrid que comanda Simeone y sabe al Madrid popular, españolísimo, algo gitano, algo bronco, algo rojo y en otros años, fortín antifranquista. Punto.

Como en Colombia no estudian la historia con juicio, aun hay millones que ignoran que un 10 de mayo del año 57, las ‘fuerzas vivas’ tumbaron de la presidencia al General Rojas Pinilla. Un militar e ingeniero que amaba demasiado el dinero, las haciendas, los toros, los edificios, los negocios. En Tuluá vivía yo aquel 10 de mayo del año 57 en que cayó de la presidencia el General Rojas Pinilla. Lo sacaron sus amigos militares porque había un paro general en su contra. En Tuluá vivía vecino a mi colegio de los padres salesianos, el legendario jefe conservador León María Lozano, bautizado luego ‘El Cóndor’. Ese día un pistolero, hirió de un balazo en la boca al joven ‘cachiporro’ Ignacio Cruz Rodán. Si quieren saber más de Rojas Pinilla lean a los historiadores, recomiendo a Salomón Kalmanovitz que sí sabe cómo es que le entra el agua al coco. Punto.

En la Feria del Libro las Farc tuvieron tratamiento VIP y gritaron su apoyo político a su entrañable compañero Niko Maduro. Les abono que no niegan su noviazgo con el chavismo-madurismo en desgracia. Y Clarita López, exministra del trabajo, que la heredó Griselda Restrepo, sigue sin censurar la brutal represión de Maduro contra miles de mujeres de Venezuela. Y en línea ‘no censura a Maduro’ siguen Piedad Córdoba, Claudia López & Cia. Un bolero de Celia Cruz dice: “Hay silencios que matan, que empujan a tener pena”. Que la tengan, y como decía una abuelita indignada en Caracas cuando la cachetió un coronel facho-izquierdista, ella altanera y digna le increpó: “¿Es que no les da pena semejante cobardía?”.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad