‘Placeres’ del poder

‘Placeres’ del poder

Abril 17, 2013 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Hoy los felices parlamentarios tienen dos carros blindados y tiquetes a Tokio, Londres y Pekín. En esta primavera, y estamos en abril, síganle la pista a muchos sabios del gobierno que van a recorrer el mundo porque tienen que ver lo que inventan en los países desarrollados para traerlo a Colombia.Muchos lujos se dan los exministros de Venezuela en España: parquean su yate en el Mediterráneo, pasan al Porshe, siguen a la mansión y destapan champán. El economista Fernando Botero Zea nació en México hace 56 años y vive en la zona de Polanco, en el ‘Deefe’ hace 19 años. Allá fundó una revista –‘Estilo México’- que tiene gran éxito y él, aparte de dirigirla, hace entrevistas a personajes como el discutido expresidente Calderón y el caído en desgracia, también expresidente, Carlos Salinas de Gortari. Obvio que Botero entrevistó allí a su padre el pintor Botero que en México es aclamado y querido como si hubiera nacido en Cuernavaca.En reciente número de ‘Estilo México’ Botero hijo entrevista al reconocido escritor Paco-Ignacio Taibo. El hombre denuncia que la más poderosa sindicalista de México, Isabel Gordillo, jefe de los sindicatos educadores, es quien define allá quien llega a la Presidencia. Ella pasa ahora malos ratos porque le pillaron propiedades en Estados Unidos por 98 millones de dólares sin contar bienes raíces por igual suma en Boston y Filadelfia. Dice más el escritor Taibo: que el PRI tiene tradición de tener bandidos en su cúpula. Es leyenda que en México roban a fondo y en grandes cantidades.Hoy los diarios del mundo informan que el exalcalde de Marbella don Julián Muñoz, ha sido condenado a siete años de prisión y multa millonaria como castigo a los atracos que cometió como alcalde. De carambola condenaron a su amante, la muy taurina, viuda del toreo Paquirri, Isabel Pantoja, famosa tonadillera (como decía Pardo Llada), por complicidad en esas trampas. Pobre mujer, se pifió, le quitó el marido a la legítima, dio mucho visaje, mostró riquezas extravagantes y le cayó el filo de la Justicia.El poder, no en todos los personajes que lo consiguen, crea lujuria por el dinero. Lo del Alcalde de Marbella y su amante es una buena lección para quienes se dejan arrastrar por la gula millonaria. Hoy la Pantoja debe estar diciendo: “Esto me pasó por ambiciosa… con lo que ganaba cantando y bailando me daba para un decente vivir pero me perdió la ambición”. Su examante seguirá en la cárcel y dirá, “Me pasé de avivato y me pillaron”. Y el carcelazo muy merecido.

VER COMENTARIOS
Columnistas