Payasadas y avionadas

Abril 20, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Muy presumidos los dueños del papelero grupo Familia que montaron su propio cartel para dobletear sus multimillonarias ganancias. Han abusado al vendernos el obligatorio papel higiénico a precio de caviar del Caspio en un hotel madrileño cinco estrellas. Abuso, feo abuso, feo estilo empresarial para ganarse otros miles de millones a costa del cliente. Hay sectores de empresa privada que encarecen sus productos con grosera lujuria. En EE.UU., en Francia y Japón castigan durísimo al que usa feas prácticas comerciales.Se rumoran multas multimillonarias por avionadas empresariales. Y la gente correcta aplaude. No lo duden, papel higiénico quiere decir: lo usa o lo usa y toca pagarlo a precio de oro, así lo ordenan los glotones y poderosos dueños del grupo papelero Familia. Y el comunicado donde se disculpan es una avionada casi cómica. Punto.Vanidad de vanidades y tienes nombre de varón. La vanidad no es exclusividad de las mujeres, los hombres caen y caemos en esas debilidades. Jorge Barco Vargas hizo clavar en una pared del viejo aeropuerto El Dorado, una placa inmensa, a costo millonario, que decía así: “Esta obra fue construida por inspiración y soporte del Director General de Aeropuertos Jorge Barco Vargas”. Penosa cursilería del burócrata Barco. ¡Esa pretenciosa placa en letras doradas terminó en una chatarrería de Bogotá!De vanidades donde pagan ustedes los paga-impuestos, hay mil ejemplos: los libros de ‘Memorias’ en que mucho exministro y presidente del Senado o alto funcionario caen; vanidosamente ordena un libro a colores, con muchas fotos, titulado: ‘Memorias de una obra fecunda para Colombia’. Imprimen dos mil ejemplares, mil a las bibliotecas y los mil restantes para que el exalto funcionario estampe esta dedicatoria: “A Luis Eleuterio Sánchez, gran patriota, intelectual emérito, con la admiración y el afecto de...”. Perlas vanidosas que pagan con sus impuestos.Tengo otra: en un parque de Bogotá me pillé una payasada. Allí nos clavaron sobre cemento, una cursi placa que dice: “Este parque fue remodelado por el alcalde de Chapinero Juan Octavio Jaramillo como inolvidable regalo a sus gentes”. Reacción de farolón, una bobalicona carreta, una payasada. Y de final, la frase de mi amiga exministra: “En Panamá están los miles de millones que le avionaron a Bogotá unos avionazos en tiempos de Samuel Moreno-alcalde”.Y ese billetón no regresa a Bogotá, ¡ni a la Dian! El jefe político de moda, don ‘Timochenko’, jefe supremo de las Farc & Cia., ¡casi admite tener unos millones en Panamá porque cree en el capitalismo que antes combatía!

VER COMENTARIOS
Columnistas