Pasaportes le sobran a Piedad

Septiembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

El titular de esta columna quiere decir que a la combativa Piedad Córdoba le sobran pasaportes diplomáticos porque ella es consentida de Chávez, de Fidel Castro y de Evo Morales que, felices, le darán ese elitista pasaporte. La curul de senadora en Bogotá no le hace falta a Piedad, ella tiene micrófonos donde llegue.Innegable: Shakira es figura hoy en Nueva York porque su cadera mueve aviones, buques y cuanto estadista la mira. Ella almorzó el domingo con Obama y ayer en Los Angeles con el ‘brujo de macondo’ García Márquez. Íngrid Betancourt le metió un zapatazo a las Farc al contar en su libro, de 790 páginas, que los ‘comandantes guerrilleros usan sexualmente a cuanta mujer llega a sus filas en busca de la ‘revolucion’. “Haga el amor y no la guerra” cantaban los pacifistas en otros tiempos, ahora hacen ‘moñona’, fornican y disparan.Íngrid Betancourt hoy es una ‘super star’ en Washington tras pasar por el tele ‘show’ de Oprah, la tele ‘vedette’ negra que llegó a hipermillonaria y según los blancos racistas dizque es amante de Obama. Y aquí, Juanita Acosta, gran figura en el cine español, vino a Colombia, firmó autógrafos, posó para fotógrafos y en Cali recibió besos y afectos de sus ‘fans’ y de su bloque familar Acosta Salazar-Restrepo. Como ven, es noticia la cofradía femenina. La vitrina no puede ser sólo masculina.El globo noticioso mundial hoy se lo lleva Piedad Córdoba. La acusan de hacerle ‘la segunda’ a las Farc. Tras escuchar a muchos, veo que no gustó en el periodismo opinante de Bogotá y Cali la sanción a Piedad que es salsómana y deliciosa charlista. A mí tampoco me gustó porque ella ha sido una terca apaciguadora de los grupos más radicales y guerreristas de las Farc.Sé que hay sectores violentos de la guerrilla que la consideran una ‘blandengue’, una ‘entregada’ porque les pide que no sigan volando oleoductos, que se desarmen, que conversen con el ‘poder oligárquico’ antes con Uribe y ahora con Santos. Para apaciguar a los duros radicales de la guerrilla hará falta ‘La negra’ Piedad.Mi amiga Viky Palacios, socióloga, sexóloga y militante de la izquierda, me decía que Piedad Córdoba es necesaria para que monte charlas, así como ayudó el padre García Herreros para calmar a los malosos de Pablo Escobar. Sí, hará falta Piedad para esas charlas y como no se dejará sacar del baile, confío en que sin curul siga bailando el cha-cha-chá.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad