Oye Pardo, cayó Fidel

Noviembre 30, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Fidel tuvo un secreto admirador y un crítico implacable, José Pardo Llada. Fidel fue su fantasma porque lo empujó al exilio. Así me lo contaba José, mi entrañable amiguísimo por 34 años, en cien charlas sobre Cuba, Fidel, su revolución. Decía más: “Fidel clavó a centenas de amigos a prisión para afirmar su poder”. Cali, gracias a Fidel, acogió a Pardo vía radial, televisiva y de columnista.Al subir Fidel, la CIA empezó una brutal campaña de sabotaje. Por eso peligraba la revolución, se hundía la economía e incendiaban los ingenios azucareros. Pardo Llada me lo contó: “vi que los gringos alistaban la invasión y llamé a mi amigo Janio Cuadros, entonces presidente del Brasil, diciéndole que me invitara vía telex a entrevistarlo, yo tendría pagado mi tiquete”. Le llegó por telex la invitación. Se la mostró al Che Guevara quien le dijo: “Pardo, tú no eres revolucionario, eres un liberal amigo de la burguesía, un personaje cero izquierdista, tú no regresas a Cuba”. Acertó el Che Guevara, Pardo voló a México y por la televisión anunció su exilio. Siguió a Madrid, criticó por tele-española al dictador Franco y lo expulsaron.Pardo Llada: abogado, periodista liberal centrista, procapitalista, experto en Manuel Azaña no aplaudía el ultraizquierdismo de Fidel y del pueblo que en La Habana gritaba: “Fidel, seguro, a los yanquis dales duro”. Punto. Extra: “Llegó exiliado a Cali José Pardo Llada”. Pagó un mes en un opaco hotel vecino a la Plaza Cayzedo. Fue al  Diario Occidente, a Álvaro Hache Caicedo y Raúl Echavarría les entregó una crónica contando sus primeras 60 horas en las calles caleñas. Bingo: a ellos les encantó, contratado. Pardo les advirtió: “columna diaria y pronto pago, no tengo un peso”. Allí arrancó su leído ‘Mirador’ línea personajes, comentarios breves, periodismo liviano, frivolidades, algunas notas serias, cero insultos, no politología.Fidel Castro empujó a Pardo Llada a Cali. Aquí vivió 48 años como admirado líder cívico y del periodismo. Wow: me eligió parlamentario sin yo tener votos, por amiguismo. De la curul pasé a columnista de El Tiempo, la televisión, El País, etc. Gracias Elsy y Pardo Llada por esa manito, me cambió la vida. Punto. En Cali, según su amigo Diego Martínez Lloreda, Pardo impulsó el Cottolengo, los ancianatos, el civismo, la guantanamera, la escuelita, los parques, el Depor Cali y al hoy resucitado América, que felicitamos todos. Aleluya: esta noche cenarán Cabrera Infante, Pardo Llada y Fidel Castro. ¡Tres vanidosos, tres figurones caribeños que pedirán boleros del Trío Matamoros!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad