Muy artistas los taxistas

Febrero 29, 2012 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

El domingo los televidentes tuvimos gratis un plato de caviar: en directo vimos a la ‘jai’ de Hollywood y la fiesta de los Oscar del cine. La película titulada ‘El artista’ se llevó los honores. Al grupo que veíamos televisión la impertinente periodista Carolina Pineda nos comentó en voz alta: “En Hollywood ganó la película sobre el genio artista, pero en Colombia tenemos tres artistas que dan para tres películas, son los tres primos Nule, los de la burla multimillonaria a los paga-impuestos”.En Cali hubo grupos de amigos para ver la premiación del cine. Supe que en el minuto que premiaron la película ‘El artista’, una bugueña, burlona e inteligente, Ángela Montejo, dijo: “En la Fiscalía quieren conocer al brillante artista que se ideó regalar cuatro o cinco millones de botellas de aguardiente de la licorera del Valle”. Esa perversa frase llevó a dos preguntas: ¿Perfumaron el río Cali con aguardiente para mejorarle los olores? ¿Será que esas miles de cajas se las regalaron a los grupos de alcohólicos anónimos para que ellos gozaran botándolo por las alcantarillas? Todo es posible; el misterio sobre el final de esas cuatro o cinco millones de botellas preocupa a los pagaimpuestos, no es por envidia, por ser dolientes burlados.Si en Hollywood ganó ‘El artista’ en Cali deben darle premio y condecoración al ‘súper-artista’ y taxista que antier paralizó la ciudad y arrinconó a medio millón de habitantes. Fui su víctima porque ese odioso trancón me pilló en Cali donde estaba grabando tres entrevistas para televisión. El ‘súper-artista’ que dirigió el trancón triunfó bloqueando a medio Cali. Pedían lo imposible: que el médico-alcalde Rodrigo Guerrero sacara en pocos minutos los dos mil taxistas piratas que circulan desde Jamundí a Chipichape. Ellos, como colegas, son los llamados a sacarlos.No lo duden: el poder amarillo no está en Japón ni en China, el poder amarillo son los taxistas que pueden bloquear a Cali o Bogotá cuando les dé la dulce y respetable gana. Oh divinos taxistas, tan queridos y oportunos cuando llueve y tan abusivos cuando bloquean las calles. Como fui víctima del bloqueo, desde aquí le pregunto al ‘zar’ del tráfico vehicular en Cali, don Alberto Hadad, ¿dónde y contra quién pongo un denuncio por los perjuicios que me gané por ese bloqueo? Me tocaron el bolsillo, perdí el avión de regreso a Bogotá y me clavaron multa por pedir nuevo tiquete. Cine, artistas y taxistas, regio trío. Alquilen hoy la película ‘El taxista’, es sensacional y Robert de Niro allí derrocha genialidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas