Mucho acoso al alcalde Armitage

Mucho acoso al alcalde Armitage

Julio 06, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Si el periodismo ataca a un alcalde por cómplice de picardías, toca aplaudir. Pero si se la montan por una frase confusa sobre hipotéticos perdones ‘farcos’, la película se enreda. Mi caleño amigo Marco Tulio Lora Borrero me dice que al bien intencionado Maurice Armitage lo acosan, le reclaman por motos, semáforos, andenes rotos y por asuntos menores que no le tocan. En el programa radial ‘Oye Cali’ vía Mario Fernando Prado, aplaudí al periodismo crítico pero le hice una lúcida advertencia: “No lo fatiguen, no empujen tanto al alcalde Armitage porque él es pasional y de pronto se fatiga de tanta bronca, y angustiado, renuncia. Ciertísimo, en Cali hay unos concejales soberbios que sólo buscan ponerle zancadillas a su civismo. Puede estallarle la paciencia a Maurice Armitage y les deja el puesto. Punto.Ahora, una nota liviana. Es una amarga anécdota que conté ayer en mi espacio de Caracol Televisión en ‘Día A día’. Sucedió la semana pasada en las ruinas del peruano Machu Picchu. Allí, un turista suizo de 27 años, tuvo un problemita: decidió tomarse una auto-foto, una ‘selfie’, al lado del barranco. Su sonriente cara adelante, atrás el profundo abismo. Posó, sonrió, dio medio paso atrás y cayó al abismo y se mató. Rodó dos mil metros. Moraleja: evite la ‘selfie’ en moto o cruzando la Avenida Sexta. Guarde la vanidad. Punto.Como Cali tiene miles de taurinos, desde hoy siguen por Tv española las ferias de San Fermín en Pamplona. Cruel maltrato a los animales pero lo aplauden miles de turistas como lo hacían otros años Dominguín y el talentoso Hemingway. Allí sueltan por la calle de La Astafeta ocho toros de 500 kilos. Al tiempo, 3787 turistas suecos, gringos e ingleses, vestidos de blanco y pañuelito rojo al cuello, torpemente los desafían. Muchos salen fracturados, muchos salen ilesos, algunos han muerto vía cornada mortal. Los ilesos dicen que vivieron la mayor emoción de su vida. Pilas: si el toro los deja inválidos no culpen al gobierno. Hay tragedias buscadas por adultos aventureros que buscan emociones exóticas. Punto.Alcalde Armitage: entienda que usted es el alcalde de Cali y no el corresponsal de Google en la tierra. No tiene que responder a toda pregunta, sea espacial, sexual o nuclear. Deje tanta calle, Alcalde. Mejor, bien asesorado, ordene desde su escritorio. Eso se llama gobernar. Cumplió seis meses hablando, ahora a lo concreto, a trabajar, para eso lo eligieron y todo pagador de impuestos quiero que tenga éxitos.

VER COMENTARIOS
Columnistas