Mi paisano triunfador en Bogotá

Mi paisano triunfador en Bogotá

Octubre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

No piensen que el triunfador es Juan Martín Caicedo o Federico Rengifo o el embajador Orlando Sardi. Tampoco es Maria Elvira Bonilla, llamada a dirigir un proyecto de alto vuelo en la televisión privada. Mi personaje es un caleño del barrio Calima que triunfa en Bogotá en el elitista cielo gastronómico. Es Jhon Monroy, un ‘chef’ con magia, por eso lo escogieron para reinar en la cocina del marinero restaurante Los Cabos, en el centro financiero capitalino. Jhon es altísimo, moreno, risueño y muy profesional. Felicitaciones paisano, ganó por su talento.Antier almorcé con Felipe Santos Calderón, el empresario musical, el hermano consentido del presidente Juan Manuel y me dijo: “Te autorizo contar que ese BMW azul que estás viendo, lo compré antes de que mi hermano fuera presidente”. Le respondí: te felicito ‘Felipón’ por la aclaración porque yo estaba ‘mosca’, casi preguntón. En México los hermanos del Presidente resultan avionazos… En Colombia, felizmente no se aprovechan y los escándalos de familia presidencial han sido menorcitos.Protesta la fotógrafa Jackie Frizs. Y dice: “Quieren callar a Uribe. Da una conferencia en Washington pero 23 manifestantes lo sabotean y aquí las Farc piden reventarlo a dinamita”. Que viene a montar un gobierno paralelo para sabotear a Santos. Lo dudo, Santos manda y tratará a Uribe como su amigo pero con ‘queridura santafereña’ le dirá “otro día hablamos presidente”.Creo que Uribe, desde mayo 2011 buscará quitarle al Polo las alcaldías de Cali y Bogotá y será el jefe de sus 87 parlamentarios, los que se eligieron usando su foto y su prestigio. Uribe tiene pedidas 45 conferencias en distintos países, cada una a US$20.000, ojalá viaje a darlas y viva cinco meses entre Madrid, París y Oxford donde, según el historiador Malcon Deas, dejó fama de estadista aplicado. Descansé presidente Uribe… Haga la pausa que refresca. ¿Ha llorado por el anuncio de Íngrid Betancourt de no volver a Colombia? Llore ahora mismo. El jueves, llegando ella a París a gran coctel de 500 invitados de la ‘intelectualitté’ y la llamada ‘Izquierda caviar de París’, declaró que los colombianos estamos enfermos de odio, que por eso no volvía a Colombia. Por favor, niña Íngrid, relájese, goce su libertad y sus millones y rompa esa demanda multimillonaria que tiene en espera contra los pagaimpuestos colombianos. Usted ya no necesita esa plata, ya ganó muchos millones, dedíquese a sus niños, a su novio Goncalvez y vuelva a Colombia que le aprovecha mucho. Recuerde que 7.000 personas que fueron secuestradas en años pasados siguen arruinadas.

VER COMENTARIOS
Columnistas