Matrimonio al divorcio

Noviembre 04, 2015 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

El titular indica que una pareja que creíamos en luna de miel, anda cerca de la separación. No imaginen que es la de Vargas Llosa y la filipina ‘jet-setera’ Isabel Preysler; o el de Amparito Grisales o el de la talentosa actriz Marcela Carvajal. El divorcio que anuncian es el del gobierno de Juan Manuel Santos y las coquetonas Farc cuando llevan tan poquito tiempo en amoríos. Ese posible divorcio no es invento mío, lo leí antier lunes en El País, página 4A, que tituló: ‘Las Farc dicen que peligra el cese al fuego’. Si peligra es grave, suena a divorcio; señal de que vuelven la emboscada y la metralleta. Duele el anuncio porque creímos que ya venía la paz y resultó puro humo.Lamentable que después de tanta televisión y fotos con padrinos como ‘Timochenko’ y Raúl Castro, haya divorcio. No queremos ese divorcio.No aceptamos que se acaba la luna de miel. Sería tonto culpar al gobierno que les ha dado tanto cariñito y ‘status’ a los guerrillos. Acaso será susto a la paz de las guerrillas? De pronto, son desconfiados. Que no vuelvan las bombas de dinamita, eso dejaría mal parado a don Roy Barreras (feliz megaministro santista) que cada día nos dice que la paz viene en camino. Punto.Álvaro Gómez Hurtado, ideólogo de su amigo Gerardo Bedoya Borrero y del laureanismo vallecaucano, fue asesinado hace 20 años en Bogotá y por eso fue el personaje noticioso de este ‘puente’. Para millones de colombianos este culto político fue asesinado, pero como no han podido las autoridades descubrir quiénes ordenaron matarlo, pueden llegar al ridículo de decir que fue por una pelea futbolera, un fanático el culpable del crimen. Penoso que con tantos indicios, huellas, rumores y testigos, ese crimen siga en el misterio.‘Remember’ que mataron a Gaitán y nunca supimos quién armó la mano de Juan Roa Sierra. Mataron a Jonn Kennedy en Dallas y misterio total. Un locato parlanchín del FBI dijo que el autor intelectual pudo ser Aristóteles Onassis, el griego archimillonario que después se casó con su viuda Jackeline. Mucha tecnología inventan pero hay investigaciones que fracasan como el robo millonario a la licorera del Valle o el crimen de Álvaro Gómez Hurtado. ¡Al paso que vamos, tocará que nos ayude el tele-genio de McGuiver!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad