Mafia chic en Barcelona

Mafia chic en Barcelona

Enero 16, 2018 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

Como Yerry Mina, el príncipe de Guachené, vive en Barcelona debemos seguirle la pista a Cataluña, allá están pasando cosas que nos sirven de lección política. Punto. Dos apellidos de la alta burguesía catalana, dos notablones del barrio de Sarriá que posaban de filántropos, Miguel Millet y Daniel Osácar, fueron pillados en sus trampas y los condenaron a devolver seis millones de euros. Ellos dirigían el legendario Palau De La Music, una reliquia de Cataluña; allí recibían de los poderosos constructores el 3 y el 4 por ciento del valor de cada obra oficial licitada. “Ala, como la Odebrecht con Los Ñoños” aquí ,dijo ‘Juancho’ Urrutia.

Avispaditos ellos, siempre daban el contrato de puentes, túneles y autopistas a los ‘notables chic’ del tres por ciento. Parte de ese billete iba al partido independentista y anti-español, Convergencia Catalana, el que hoy pide gobernar pero su líder se fugó a Bélgica por tener orden de captura. Llega a España y lo detienen, bien merecido.

Barcelona con Messi y Yerry Mina barriendo en fútbol. Cataluña hoy en radical enfrentamiento político. Unos aventureros, con el 51 por ciento de los votos, exigen independencia de España para su República de Cataluña. Dinero mal habido por montones manejaban estos ‘fachos’ con izquierdistas fanáticos tras. Hoy, Miguel Millet y Cia. son noticia judicial en España. Como los Ñoños nuestros, dicen: “Qué pena, fue un error, lo sentimos mucho”. El billete allá sigue perdido, como aquí. No fueron ‘errores’, fueron atracos multimillonarios, línea JAI.

El partido político que montó esa trinca, y hoy exige la independencia de España, es el de Jordi Pujol que gobernó Cataluña 24 años. Montó leyenda de prócer este pillo, pero en bancos de Andorra e Islas Caimán guardó 77 millones de euros y se los pillaron. Una examante de su hijo, en un despecho amoroso, contó todo a la Dian española y saltó la liebre, cayó la familia Pujol y arrancó el independentismo para tapar sus delitos.

Pujol abusó del poder y ha sido el gran pregonero de la República de Cataluña, ese petardo político que resultó fallido. Ni Juan Manuel Serrat, el mejor de los catalanes, les apoyó esa aventura y ahora los ultra antiespañoles lo llaman traidor a Cataluña. La política la hacen los políticos y se parecen mucho en muchos países. Punto. Vargas Lleras recorrió el Valle, lo siguieron miles que quieren verlo presidente, si logra ganarle a Duque-Martalucía, la llave uribista, la campaña será calientísima, carísima y con broncas. No lanzan frases violentas, pueden acusarlos de incitación al desorden. Punto. Tragedia nacional: se reventó el puente a Villavo, diez muertos, lo sostenían cables de plástico bolivianos y en vez de cemento, usaron manjarblanco.

VER COMENTARIOS
Columnistas