Los Santos y El Tiempo

Los Santos y El Tiempo

Febrero 02, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

¿De Piedad Córdoba, la ex senadora que rescata secuestrados, o de las familias Santos Castillo y Santos Calderón porque El Tiempo cumplió 100 años? Ganaron los Santos. Hacer un periódico es muy difícil. Cada mañana sus directivos salen de afán para hacer el diario del día siguiente. 50 ó 60 páginas cada día, miles de palabras.Sería un guache si aquí ignoro el centenario de El Tiempo donde cumplí 23 años escribiendo una columna que me la propuse liviana, independiente, algo frívola, feminista y con algunos apuntes serios. Ejemplo: “Exijo, para salvar la democracia colombiana, que cada parlamentario reciba dos camionetas blindadas de lujo con oficina a lo Julio César Turbay”.Muchos cultos columnistas citan a Maquiavelo, Churchill o Duverger. Lo mío: Almodóvar, Truman Capote, Sofía Vergara, Joaquín Sabina y Shakira. Pero como tenemos una Colombia amarga, les restriego a mis lectores que en Barranquilla el domingo murieron cuatro niños carbonizados en el cambuche donde malvivían. Sí, pobres criaturas, pero el Carnaval de Barranquilla siguió y no resucitaron los niños carbonizados.Hasta el año 87 fui parlamentario aplicado. Y aleluya: porque había leído unas columnas mías en una revista, me invitó el director de El Tiempo, Hernando Santos Castillo, a escribir en su periódico. Dormí muy mal los tres días anteriores al debut. Si fracasaba, lastimaría mi humano ego. Varias columnistas juraron que yo no duraría dos meses. Y llevo 23 años. El Tiempo me abrió la televisión. Hice más de 500 tele entrevistas de media hora a personajes difíciles. Mi partner: Amparito Pérez. Todavía hago tv: un frívolo y breve ‘Buenas-Buenas’. Para asombro de los Santos Castillo y Santos Calderón, mis dos primeras columnas en El Tiempo se titularon: ‘Gracias, no acepto’ y ‘No insistan, no acepto’.Si hubiera escrito en mi debut una idiotez como “Agradezco a esta noble casa periodística la honrosa distinción bla-bla-bla” no me la hubieran publicado. Acerté escribiendo que no aceptaba. Ese golpe teatral me garantizó miles de lectores. Y cumplí 23 años en El Tiempo y 17 en El País .Y ser columnista es muy difícil aunque no lo crean muchos cultísimos que no escriben.Duro ser columnista cuando en Barranquilla mueren carbonizados cuatro niños y uno no quiere llevar pesimismo ni ser demagógico con los lectores. No se sienta culpable, hay llanto nacional por un perrito. Y para Cali, pregunto: ¿Por qué tan exitoso el ‘Hay Festival’ de Cartagena? Sí, lo sé, pero quisiera que el Festival cultural de Cali fuera igual de exitoso, alegre, turístico y divertido. En Cartagena vi muchas mujeres caleñas, que aman la cultura, en debates y conferencias. Que propongan cambios en ‘Cali-Cultura’ Mariaelvira y Ximena Bonilla; y Cruzelena, Ximena, Auralucía y Florencia. ¿Cuatro niños carbonizados? Sí, y...

VER COMENTARIOS
Columnistas