Londres dio ok a Santos

Londres dio ok a Santos

Noviembre 02, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Del viaje a Londres del presidente Santos y doña Tutina de Santos veo un bombardeo de noticias y de fotos a colorines de la oficina-prensa presidencial hoy instalada en Londres. Oh carruajes, oh sombreros de copa, oh condecoraciones. Varios de la comitiva colombiana se instalaron en el hotel Dolchester, 700 euros la noche con desayuno y un periódico. Ellos pagan de su propio bolsillo. ¿Será cierto? Sí o averígüelo Vargas… Lleras. ¿Esta invitación le sirve mucho al país? No sé, los politólogos gobiernistas dicen que sí, mi amiga Isabela González, experta en negocios internacionales, dice que nos lloverán millones de euros y le creí muy poquito. ¿Seguirán pidiendo visa inglesa a los colombianos? Sí, siempre, y esa era la soñada noticia… y no llegó.Pido perdón por darles dos noticias amargas: “ONU denuncia que en Colombia diariamente se violan 21 niñas entre 10 y 14 años”. “Son 160.000 personas las que pasan hambre todos los días en Cali”. Esa amarga verdad la denunciaron el presbítero fray Ernesto Londoño y su equipo en un foro sobre alimentación y salud. Y es mentira que a Cali estén llegando ‘desechables y habitantes de la calle’ desde Bogotá (llamarlos así, una vergüenza). Solo falta que digan que llegaron en avión. Hay zonas pobrísimas en la miseria total en Cali. Ahora más visibles. Esa fue la denuncia del ilustre sacerdote. Bravo. Volvamos a lo frívolo. La gente en Colombia por televisión ve a Su Majestad, al Presidente, en banquetes, “en la elegante recepción”. Un crítico opina: “No joda, eso lo pagan mis impuestos”. El gobierno se defiende: “Firmamos contratos petroleros. Punto. Y les recuerdo que Su Majestad, Isabel de Inglaterra, fue una suegra injusta y brutal con su nuera Lady Di. La empujó a salir del Palacio de Kensington porque su hijo, el príncipe Carlos, tenía una amante y la joven esposa estorbaba. Vida picara: cuando Lady Di era libre y amada en el mundo, se mató en París en un Mercedez Benz a 199 kilómetros por hora.Cuando se lee a un columnista algo se recuerda. ¿Será la denuncia de las niñas violadas o las 160.000 personas que todos los días pasan hambre en Cali? ¿O recordará el toque frívolo del viaje presidencial a Londres? Cada cual baila a su gusto, unos el bambuco, otros bailan La Guantanamera que tiene un ritmo cubano delicioso. Y Pardo Llada impulsó la guayabera y la Guantanamera en Cali. Buen aporte, muchachón.

VER COMENTARIOS
Columnistas