Lecompte desmiente a Íngrid

Lecompte desmiente a Íngrid

Septiembre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Toca escribir sobre la ‘vedette’ Íngrid Betancourt que ayer lanzó su libro. Hace 25 minutos salió de mi apartamento Juan Carlos Lecompte, su ex marido, aún casados, no divorciados, y le pregunté: ¿Estaba sin escoltas, sin protección antes de su secuestro como ella afirma? Respuesta: “Mira Poncho, eso no es cierto, ella durmió conmigo el viernes 22 de febrero y a las cinco y quince del 23 la recogieron en nuestro apartamento el capitán Hernán Barrera, de la Policía Nacional, más dos agentes del DAS que dirigía el señor Benítez. Con ellos viajó a Florencia, Caquetá, donde pasó lo que sabemos y después culpó a Andrés Pastrana injustamente”.Lecompte era el marido y fue el ‘súper-jefe de agitación, protesta, denuncias y publicidad’ de ese secuestro. Bueno, ya rescatada, a ‘Juanqui’ no le dieron ni las gracias y, según él, dice burlonamente que se le burlaron los honorarios. Lecompte paseaba una foto gigante de Íngrid en cartón y al llegar a París o Roma, acompañado de Yolanda Pulecio, su suegra, lo rodeaban 15 camarógrafos y denunciaba que Uribe “es un dictador” que por eso no negociaba con la guerrilla la liberación de su amada Íngrid.‘Juanqui’ Lecompte me contó que en Francia y Bélgica los publicistas amigos de Íngrid hicieron creer que la guerrilla quería devolverla, pero que Uribe se negaba a recibirla por soberbio. Con todas las torpezas verbales que cometió Lecompte, lo cierto es que fue el cerebro de la exitosa operación de propaganda de esa causa. Día y noche trabajó -con amor- por su compañera y si al final lo pistoliaron, quien quedó fatal fue Íngrid. ¿Tenía sentido agredir en público a Lecompte al regreso del secuestro? No, pero lo agredieron sin necesidad. Vainas de la condición humana. Íngrid ya recibió varios millones de euros por su libro. Me alegra mucho. Así no repetirá la demanda por quince mil millones de pesos que puso contra los pagadores de impuestos colombianos. ¿Por qué cometió Íngrid esa torpeza si es tan inteligente? No lo ha dicho. Ella dijo por televisión a Darío Arismendi que la demanda era “simbólica” y Darío la enfrentó: ¿Por qué no la puso por mil pesos si era tan simbólica? Que Íngrid goce su libertad y sus millones bien ganados. Se lo desean miles de colombianos. Lástima que le hizo mucho daño a Colombia y sea muy tacaña en reconocer que Uribe y el Ejército la rescataron de sus torturadores.

VER COMENTARIOS
Columnistas