Las mellizas impertinentes

Las mellizas impertinentes

Febrero 08, 2012 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Como voy a un caso judicial, aprovecho para decirles que la aparición sorpresiva y peliculera del magnate italiano George Sales en la Fiscalía en Bogotá, asustó a muchos notables. El hombre sabe hasta de dónde son los cantantes y si canta lo ‘azucarado’ que sabe de la cúpula del mundo judicial en otros años, arma “la madre de los escándalos”. Tengo otra perla judicial y es con la Secretaría de Salud de Bogotá, su responsable hoy, el médico Guillermo Jaramillo, me dijo que allí hubo una “piñata alegre” donde Bogotá perdió miles de millones. Lo cito porque en Cali hay leyendas sobre robos y trampas con la salud que siguen en el misterio.Ahora vamos a las mellizas Arango. Ellas, aparte de malhabladas y bonitas, son impertinentes y proponen barbaridades. Luisa, la economista, nos dijo a un grupo que tomábamos café, esta bellezura: “Estoy hasta la coronilla con el novelón de los Nule, llevamos 15 meses viéndolos en la televisión soltando disculpas y mentiras y a la hora del té, están comodones en su cárcel y con una colosal fortuna en Islas Caimán o Tokio”. Siguió ella opinando y dijo que la fiscal Viviane Morales debería proponerles que los deja libres si le devuelven a Bogotá siquiera cien mil de los quinientos mil millones que se embolsillaron”. Ahí le pregunté: ¿Y cómo sería la maroma jurídica para dejarlos libres? Facilito, dijo la melliza Luisa: basta que presenten una orden médica que diga: “Por el encierro están sufriendo lesiones psicológicas”. Frescura, se presentan al consulado colombiano cada mes.¿Que dejen libres a los Nule? Sí y ella tiene razón. Para los pagaimpuestos es mejor negocio soltarlos y recuperar cien mil millones que verlos en televisión diciendo que fueron engañados por los ‘cachacos’ en Bogotá. Les recuerdo una frase de la Contralora General. Ella dijo que los daños a Bogotá causados por el grupo Nule podrían sumar quinientos mil millones de pesos. ¿Quieren un chisme señorero? Léanlo: a los Nule los apadrinaban Iván y Samuel Moreno por amiguetes, cenaban con las señoras en el Biltmore de Miami, iban de compras a Gucci como íntimos amigos.Todo gratis. Sus abogados dicen que de los Nule Samuel Moreno sólo recibió chocolatas Lady Godiva y tres corbatas. Allí, Laura Guevara aclaró que un joven carterista pillado en bolsillo ajeno, paga cuatro años de cárcel, el mismo tiempo que pagarán los Nule por su pilatuna multimillonaria. Ese contraste es lo que hace de Colombia un país rocambolesco, cómico, farandulero, folclórico y de película.

VER COMENTARIOS
Columnistas