Ladrillazos a los taurinos

Ladrillazos a los taurinos

Enero 25, 2017 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

María Paula Méndez huyó angustiada el domingo de la plaza de toros bogotana porque los furiosos ecologistas (no todos) decidieron darle una paliza a los “bárbaros que van a la orgía de crueldad taurina”. Igual pánico, por ser aficionada, vivió la empresaria caleña Mares González Valencia cuando estuvo cerquita de los antifiesta armados con ladrillos. ¿Habrá corrida en Bogotá el próximo domingo? Sí, pero los taurinos irán con casco metálico para huir de las caucheras, balines, ladrillazos y tinta roja.Al candidato presidencial Gustavo Petro lo acusó Felipe Negrete de “iracundo antitaurino”. No me emociona una faena taurina, nunca voy a toros pero no es civilizado tirarle ladrillazos a una señora que va a toros a lucir su mantilla andaluza, su chaqueta de gamuza. No me gusta que fastidien a mi taurino amigo Jorge Restrepo Potes por gustarle el paseíllo y los pasodobles y la fiesta de los toros. Tremendo lío ¡y olé y olé!Tras el susto, hablé en una cafetería con María Paula que estudió siete años en París y es periodista ‘freelance’. Así me habló: “Vino el presidente Holland, un tipo  muy impopular en Francia, apenas lo apoya el doce por ciento, aquí es un entrometido  oportunista, lo serio es que hubiera regalado cuatro hospitales a la zona indígena y no lo hizo”. Muy tacaña María Paula, no aplaudió que con Holland viniera el talentoso músico Yuri Buenaventura, ídolo en Francia y Bélgica por su ritmo salsómano titulado: ‘Ne me quitte-pas!’, que lo volvió ‘superstar’.Como “un asalto financiero multimillonario por abogados de bufete jai” llamó la misma María Paula a los asesores o genios de la constructora Odebrecht. El hombre que les hacía mandados millonarios en Colombia, el exsenador liberal Otto Bula-Bula puso su talento en contra de Colombia, y no cometió ninguna ‘traición a la Patria’, Punto.Mucho ruido y poco billete han recuperado a los constructores Nule y ni un peso hemos obtenido de los miles de millones que se llevó la Odebrecht. Mucho bla-bla de políticos y senadores y exministros pero nada sabemos de los treinta y tres mil millones que repartieron en sobornos en Colombia. ¿Será que veremos algo? No lo creo, ¡será un largo bla-bla-bla!

VER COMENTARIOS
Columnistas