La amante del Presidente

Febrero 09, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Ni por un segundo vayan a pensar que voy a calumniar al presidente Juan Manuel Santos. Muy serio, muy dedicado a su trabajo y a impulsar las labores de su ‘Tutina’ esposa, es el nieto de Calibán ,el hermano de Enrique Santos el que escribiera 35 años en El Tiempo su columna ‘Contraescape’”. Hoy en la Argentina el periodismo se está dando un banquete de caviar con un chisme: que la ex secretaria del ex presidente Nestor Kirchtner era su amante. Lo ha declarado ella y para rematar dijo a la televisión que se amaron durante 15 años y que ahora es una perseguida por la esposa legítima -por la viuda y presidente en ejercicio, Cristina Fernandez-. Incluso, dice que la botaron del puesto que tenía en el palacio presidencial por haber sido la “querida del hombre con poder”.Vida privada no tienen los presidentes. Muchos ‘paparazzis’ les toman fotos a distancia o les ‘chuzan’ los teléfonos para oír qué charlan con sus amigas. En la Argentina, Perón hizo presidente a su amante, a Estella Martínez. Duro ser presidente porque les montan novelones de robos, de amantes, pero hay mujeres chusquísimas, de buen apellido y muy sexis que persiguen a presidentes porque las excita el poder, el olor del poder, la cama donde duerme el señor con poder. Bueno, a veces, de allí salen los negocios que les permiten comprar abrigos de visón y joyas de Bulgari. Como el poder es un gran afrodisiaco, ellas se excitan y buscan tener sexo con los señores con poder.Y vamos al presidente Santos que en medio de un alza en los secuestros y de un paro de los camioneros, cumplió su primer semestre. Muchos periodistas y politólogos dicen que pasó exitosamente el examen. Yo creo que lo pasó raspando, que no son tantos los éxitos, le falta atacar a fondo el despilfarro del dinero público. Buena imagen tiene don Juan Manuel Santos pero su gobierno aún no da para tantos elogios.Y por fin supimos quiénes atracaron a los paga-impuestos de Bogotá. Hablaron los empresarios Nule & Nule desde su refugio en Miami. Acusaron a dos grandes figuras del Partido Liberal en la capital, al contralor Morales-Russi y al parlamentario Germán Olano. Mala suerte para los liberales y para los uribistas, también les cae el agua sucia que está bañando al Polo Democrático, el partido que subió al cielo político y graduó de izquierdistas a dos ilustres anapistas, a Samuel e Iván Moreno.

VER COMENTARIOS
Columnistas