Jamás, cerrar el estadio

Jamás, cerrar el estadio

Junio 26, 2013 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Ni se le ocurra decir que es hincha del Deportivo Cali. Se lo exijo al bárbaro que apuñaló al joven Óscar Sandino, ‘hincha’ de Millonarios, el sábado a 587 metros del Pascual Guerrero. Molesto y muy alarmado ante ese crimen el alcalde Guerrero. Por eso, muy apresurado y caliente el mensaje donde él pide a la Dimayor sancionar el estadio, castigando a la hinchada del Cali que es decente y cívica y bien portada en un 99%. Los guaches son una minoría y cerrar el estadio es decirle que se les tiene miedo.Iluso sancionar el estadio, fue un criminal delito callejero a 587 metros. Filmarlos, seguirlos y si atacaron con piedra al sencillo Policía, meterlos a la Comisaría. Cerrar el estadio es una derrota. Los  guaches nos sacaron de los estadios a muchos miles que amamos el fútbol. Queremos volver a los estadios para sentir más el fútbol, para ver al vecino -ojalá hincha del América-, inclinarse ante lo bien que hoy está jugando el Deportivo Cali, el de Leonel Álvarez que ayer se rapó su abundante melena por buena suerte. Como rechazo a los 285 malandros violentos que arman broncas hay que ir al estadio, hay que exigir que no lo cierren por ser una salida facilista y equivocada.En el Campín sufrí hace 35 años, cuando el Cali de Urriolabeitía fue goleado siete a cero por los ‘troncos’ de Millonarios. Doble tragedia, otra noche me tocó, en el Pascual Guerrero ver al América clavándole un amargo cinco a cero al Cali. Cervino nos hizo dos goles en homenaje a su hija Ángela María que cumplía años.Entendible la indignación del alcalde Guerero. La autoridad policiva tuvo mala suerte, el incidente fue a 587 metros del estadio. Viene algo feo: política en los estadios. El domingo en El Campín colgaron una gigante foto-pancarta del alcalde Petro, próximo candidato presidencial, en la tribuna santafereña. Eso no pasaba antes… ¿Quién fue el hincha que compró la tela y pagó al artista? No fue un hincha de Millonarios, ni Paola Turbay ni María Andrea Vernaza ni Sofía Vergara. Fue a espaldas de Petro. ¿Será que lo tumba la Procuraduría? No me gustaría. Perdería más Bogotá.Petro se defenderá en las calles, hará menos gobierno y cero gerencia. Pedirá apoyo a  ‘las masas populares y al pueblo’ diciendo “me quieren tumbar por ser de izquierda”. Y lo reemplazaría el caleño Carlos Vicente de Roux que es estudioso, aplicado, no demagogo y competente. Y si esta noche gana en Bogotá el Deportivo Cali, yo me reiré como reía Robert Redford en ‘El Gran Gatsby’ y llamaré por celular a Pardo Llada, a Álex Gorayeb, a Humberto Palacios, a Gerardo Bedoya, a Rodrigo Lloreda, a Carlos Sarmiento Lora, a Chucho Rivera y a Aurelio Grimberg a contarles que ganó ‘el equipo amado’ en Bogotá, en el Campín.

VER COMENTARIOS
Columnistas