Gobierno con malaria

Junio 27, 2012 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Hoy tengo la certeza que al gobierno santista le falta ‘perrenque’, que es la expresión costeña para decir que le falta coraje para ganarse enemigos. El gobierno que conducen Juan Manuel Santos, Federico Renjifo, Vargas Lleras y Rafael Pardo es víctima de sus vacilaciones y de sus amigos cercanos. Penoso que sin cumplir dos años se muestre enfermo, con fiebre malaria, tifoidea y terremotos digestivos.En Bogotá está el Palacio presidencial y por allí han desfilado un montón de notables jurídicos con fórmulas para salir del atolladero que los amigos íntimos del gobierno crearon. Hay una frase que en almuerzos y cocteles repiten los ‘fans’ de Juan Manuel Santos, dicen ellos, con tonito chocante, esta bellezura: “Entiendan que Juan Manuel es un tipo muy preparado, desde joven, en Inglaterra, se preparó para ser presidente”. Los escucho y para mis adentros me río porque Santos no aprendió lo marrulleros que son la mayoría de los parlamentarios. Santos se preparó soñando con la Presidencia pero faltó a muchas clases jurídicas y los líos de hoy lo demuestran.El presidente que remplazó a Álvaro Uribe trata de gobernar con modales londinenses, sin encontrones políticos que le incomoden su reelección en dos años. Esos modales suaves, con forro de terciopelo, han dado piso a perversos chistes de humor negro. En el santismo gobernante hay confusión porque a la hora del té sus parlamentarios mostraron que son garosos, agalludos y ganosos de privilegios groseros.Están insultando a los congresistas desde todas las esquinas. Fui parlamentario por voluntad de José Pardo Llada, líder indiscutible del Movimiento Cívico. Lo fui en tiempos de austeridad, gobierno de Belisario Betancur. En esos años no regalaban carros como hoy. En este 2012 un parlamentario gana arriba de veinte millones de pesos al mes y le asignan 29 millones para pagar su ‘aparato de prensa, secretarias y asesores’. Le enciman un carro blindado para Bogotá y otro para circular en provincia. No lo duden, ellos son los aristócratas de lo que aquí llaman democracia. Piden más porque quieren ser como los señores feudales que existían en la edad media, tiempos de los Médicis y el divino Maquiavelo el que hoy citan muchos politiqueros en apuros.Como no puedo recomendar candidato para gobernador porque llevo 46 años viviendo en Bogotá, voten porque hoy le gane España a Portugal en fútbol y recen para que un árbitro ligado en compadrazgo con otro equipo, no le robe a mi Deportivo Cali el campeonato de este año. Alerta, nos pueden robar el campeonato.

VER COMENTARIOS
Columnistas