Gabo-Nobel, ¿resucitaría?

Gabo-Nobel, ¿resucitaría?

Abril 23, 2014 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Don García Márquez respetaba al pagaimpuestos. No le gustaría saber que harán obras monumentales con su nombre y allí haya despilfarros, coimas y serruchos. Es posible que don Gabo resucite en 15 días si sabe que viajan 36 senadores a México a traer sus cenizas a la Patria adolorida. Viaje con tiquetes en Primera Clase y con viáticos. En México, el hotel Camino-Real cobra setecientos dólares la noche. ¡Pagarían ustedes, queridos contribuyentes!No le gustaría a don Gabo saber que preparan obras millonarias con su nombre. Se los puede confirmar su muy amiga y cuñada por 25 años, Beatriz López, muy informada ‘Gabóloga’ en Cali y El País. El señor de Macondo era delicado con el dinero público. Y no queremos los contribuyentes que Colombia compre el manuscrito de ‘Cien Años De Soledad’, lo quieren vender al Mincultura en dos millones de dólares. Punto.La cajita con las cenizas del Nobel traería líos en Colombia porque 157 municipios pedirían suplicantes: “Queremos tener una parte de las cenizas de don Gabo”. Ese patriotismo folclórico más cementerios, monumentos y estatuas costaría ochocientos mil millones de pesos. Léanlo, es suficiente. Caros los libros. Incluido uno de Rentería-Editores, 1978, pasta dura, portada blanco y negra, de Poncho Rentería. Su título: ‘García Márquez habla de García Márquez en 33 reportajes’. Me dieron vitrina, televisión, reportajes y la revista Alternativa, dirigida por Enrique Santos Calderón, lo ofreció a quien se suscribiera. Vendieron muchas. Alternativa combatía al turbayismo y el libro salió bueno. Aún no era Nobel. Escribí el largo prólogo, unas entrevistas en Moscú, digo a Valerie Stolvov, traductor del español al ruso. Allí me sonó la flauta.Con mi paisana Rosarito Millán, más Lulita Arango y unas gratas mujeres paisas anduve por El Retiro, Yarumal, Sahgun, Coveñas, Isla Fuerte. Tierra costeña con pobreza africana. Ellas hablaron bellezas de García Márquez. Todas conocían ‘La muerte anunciada’ donde matan al turco Santiago Nassar. Un crimen en la Colombia salvaje. Bonita vida la del señor Márquez pero no le hagan cementerios ni monumentos con impuestos. Vimos al presidente Santos en México en el funeral. Por los lectores fue Salvatore Basile íntimo amigo de don Gabo. Ahora sí a la realidad, a pagar predial y celular y las vacaciones. O pásenle la cuenta a don Gabo.

VER COMENTARIOS
Columnistas