Federico Rengifo es antipático

opinion: Federico Rengifo es antipático

Voy hacia Federico Rengifo pero antes voy a Enrique Peñalosa del que...

Federico Rengifo es antipático

Septiembre 14, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Voy hacia Federico Rengifo pero antes voy a Enrique Peñalosa del que dicen muchos notablones bogotanos que no lo apoyan por ser antipático. Por favor: pídanle simpatía a Catalina Robayo (le robaron el Miss Universo), pero no a un alcalde. No me seducen los alcaldes simpáticos. Samuel Moreno, el más simpático de los políticos, terminó fatal y sin quererlo arrasó con el Polo en Bogotá. Peñalosa y Rodrigo Guerrero ganarán la elección en Bogotá y Cali porque tienen preparación no por simpáticos. Punto.Y llegué a Federico Rengifo, hoy superministro y consejero del presidente Santos. De Federico también dijeron en Cali que era antipático. No lo apoyaron para alcalde o gobernador por ‘golosos’, porque se fueron glotones tras el banco-móvil que recorría pueblos apoyando a su candidato, un buen señor con poca oratoria y un gracioso bigotico mexicano.Federico Rengifo Vélez vive el gustazo de ser el ‘superministro’ de un presidente que respeta la inteligencia y la eficiencia. Suerte Federico y trabaja 20 horas diarias porque este gobierno tiene muchas simpatías y soñadores proyectos pero poco que mostrar en sus 400 días de mandato.La revista Jet Set que circula, anuncia con fotos mi matrimonio con Lulita Arango-Arango, médica javeriana, 52 años, bellísimo ser humano y con 21 años novia-esposa de este servidor. Ciertísimo, será pronto y sobrio y es tiempo, ya Lulita es abuela de una nieta catalana. Según el filósofo amigo, Diego Tono Gamboa, no es de buen gusto que una médica y abuelita viva en unión libre. Ciertísimo, cuando la nieta vaya al kínder pueden lastimarla diciéndole que tiene una abuela libertaria que vive como no les gusta a los obispos católicos.Y ahora voy a algo serio que denunció en El País el columnista Antonio De Roux. Sensatamente alerta sobre la tesis de María Isabel Urrutia: de que la batalla electoral en Cali es entre los honestos frente a Rodrigo Guerrero con los deshonestos. Por favor, María Isabel, toma aire, practica yoga, lee a Mandela, recuerda que eres medallista olímpica y te toca prudencia verbal y cordialidad con el adversario.En Bogotá hay una campaña política que consiste en señalar a ex funcionarios de Álvaro Uribe, digamos Juan Lozano, Carolina Barco, Marta Lucía Ramírez y ‘Pacho’ Santos, de ser la ‘ultraderecha’. Todo porque ven en Peñalosa el mejor candidato a la Alcaldía. “Ala, de la derecha sólo sé que hay que manejar por la derecha”, dijo Juan Iregui. Ubicar al adversario en la ultraderecha me recuerda a Regis Debray cuando era el ‘enfant terrible’ de las jailosas señoras parisinas.

VER COMENTARIOS
Columnistas