Entre Cali y Bogotá

Entre Cali y Bogotá

Abril 24, 2013 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

En Cali, el Alcalde es un médico muy cívico que únicamente aspira a que en el futuro en la calle le digan “gracias doctor Guerrero, lástima que no siguió de alcalde”. En Bogotá, el alcalde es Gustavo Petro, un exitoso político que busca servir y de carambola ser Presidente de Colombia. Cali y Bogotá son muy difíciles de gobernar, pero me gusta más el estilo Guerrero que el estilo Petro y el motivo léanlo adelante.Hace un rato, grabando mi programa de televisión, me topé este titular en El País: “Caleños, unidos para embellecer a su ciudad”. De ‘ñapa’ tres agradables fotos a color de señoras, señores y unas jóvenes, escoba en mano, recogiendo el mugre. Obvio que para la televisión nacional aplaudí ese caleñismo. A esa ‘barrida’ invitaron la UAV, Fundeliber-Arte vía Carolina Jaramillo y el alcalde Rodrigo Guerrero. En cambio, en Bogotá, Gustavo Petro antier invitó a una manifestación que provocó mil trancones. Mientras en Cali limpian y barren, en Bogotá cierran avenidas para que suframos ‘la madre de los trancones’. !Esa es la diferencia!Antier marcharon por Bogotá mil indígenas y bloquearon 37 calles al mediodía. Bienvenidos los indígenas a la capital; bien que exijan herramientas, talleres y escuelas, pero sin taponar las calles porque se ganan grandes antipatías. Sobre las diferencias cívicas y el uso del poder entre Cali y Bogotá escuché el sábado a una joven bogotana que al casarse y venirse a vivir a La Sultana, se enamoró de Cali, de su civismo, de sus árboles, del Deportivo Cali y de la brisa de las cinco de la tarde. Ella es Laura Pardo de Francisco, esposa del muy caleño Alfonso Otoya. Ella nos contó a un grupo amiguero que en Cali transita fácilmente, que goza la ciudad, La Tertulia, el Teatro Municipal, los jardines, los samanes, la ropa liviana, el chontaduro, el manjarblanco y el pandebono.En Bogotá ya no hay espacio para el millón de vehículos, pero la Alcaldía apoya marchas y caminatas. Sería regio que a Petro lo invitaran a ver Cali y sus muchos aciertos. Mucho le conviene esa visita para que copie. Seguro que lo asesoran gratis y que no le cobran ‘cover’. Como hoy tengo caleñismo, lean este domingo mi segundo artículo en la revista de mi equipo el Deportivo Cali, del que soy hincha desde mi bautizo. Lo escribí con cariño grande y creo me salió buenísimo. De final, péguense hoy al televisor, juegan Real Madrid y el Borussia Alemán. Gocen ese partido y se salvan de ver al caudillo chavista, Nicolás Maduro, que nos tiene hasta la coronilla.

VER COMENTARIOS
Columnistas