El Presidente y los Borbón

Marzo 04, 2015 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

No lo duden: el rey de España don Felipe VI de Borbón y su esposa-reina Letizia Ortiz (exresidente en Cali) fueron muy cordiales con el presidente Santos y su Tutina esposa en Madrid. El presidente Santos mostró cara alegre en España. Es que la familia Borbón, el embajador Carrillo, Catalina Palau, Felipe González y muchos políticos del socialismo español lo recibieron con aplausos. Hubo un ‘oso peludo’: lo hizo un funcionario de la Embajada que por televisión hacia Colombia, dijo: “Este desembarco cultural de Colombia en España nos coloca como una potencia artística con voz y voto en Europa”. Algo así declaró la ministra Mariana Garcés y se lo justifico, le tocó tolerar muchos genios y artistas reunidos.¿Sintieron ustedes orgullo patriótico cuando el presidente Santos llegó en un gigante Rolls Royce negro al Palacio de los Borbón en Madrid? A mí me impactó ver el automóvil, modelo 47 impecable, expropiado a un banquero alemán de Munich por los ingleses que luego se lo regalaron al Generalísmo Francisco Franco por los favores que les hizo. En Bogotá seguimos en el medio periodístico, jurídico y políticos, pendientes del novelón que envuelve a dos costeños eminentes y del curubito: el magistrado Pretelt y el exitoso litigante Luis Pacheco. Ese chisme exquisito, deleita la plaza y anima los almuerzos. Si lo mandan a que lo decidan los parlamentarios, lo sepultan, se ríen de nosotros. Magistrados y parlamentarios tienen lazos muy estrechos.Lo veo y no lo creo: las Farc le tiran vainazos al pacifista afro Kofi Annan por haberles dicho frases poco alegres en La Habana. Y me niego a comentar el viaje de cinco alto militares a Cuba para hablar con las Farc. Temo pifiarme, el tema es delicado. Y pregunto: ¿Deben cancelar los gringos las ganas de extraditar a EE.UU. a los jefes de las Farc que mataron a norteamericanos que buscaban a Íngrid Betancourt?Si eso ayuda a que la guerrilla guarde la dinamita, apóyenlo. Pido permiso para contarlo: me emocioné mucho con la goleada que le clavó (5 a 1) el Deportivo Cali a Millonarios. Bien por el equipo amado, ¡como hoy diría Pardo Llada!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad