El machismo, triunfador el domingo

Noviembre 02, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

No le fue bien a las mujeres en la votación. Salvo la altísima votación de Gina Parody no vimos el poder femenino. Sigue mandando el ‘machismo-leninismo’; ellas viajando en el puesto de atrás en el bus de la política, así tengan títulos y sean garantía de honradez. Las mujeres se están graduando de ineptas para la política por pereza o por el codazo masculino. Espectacular la foto grande de El País, antier lunes, en primera página; Rodrigo Guerrero y su bonita esposa con la sonrisa del triunfo, con la alegría por coronar un esfuerzo cívico de nueve meses. Ganó el mejor preparado y ojalá que los concejales electos no le estorben. En las elecciones muchos pícaros hicieron moñona. Ellos ganaron en 37 pueblos muy ricos y están haciendo cuentas alegres sobre el botín de las regalías. Un periodismo alerta y auditores eficientes podrían evitar fechorías. Con Marielisa y Natalia, dos amigas caleñas, comenté los resultados. Marielisa dijo que Petro puede abrirle paso a una izquierda sensata, no stalinista, no sectaria, no coquetona con las Farc. En muchos países existe esa línea política; aquí no. Ganó Petro y se le reconoce el triunfo como antes sucedió con Samuel y antes con ‘Lucho’ Garzón. El presidente Santos celebró el triunfo de Petro porque deja sin piso a la guerrilla que sueña con ganarse el poder con el fusil al hombro. “Me gustaría que Peñalosa me ayudara en asuntos de transporte urbano en Bogotá”. Lo dijo Petro por televisión y eso demuestra que es aperturista y con esa creencia puede ser un gran alcalde. ¿Y los contratistas? Ojalá que ellos, en Cali y Bogotá, archiven su sistema voraz de que lo del gobierno hay que cobrarlo ocho veces más que a los privados. Hubo incendios en pueblos costeños en oficinas públicas a cuento de que les robaron votos. Cárcel para esos pirómanos. Esas broncas las monta el electorero tramposo que da propinas al hampa que incendia. Ganó Petro con 729.000 apoyos. Peñalosa puso 600.000 votos pero tuvo tres contrincantes (Luna-Galán y Gina Parody), y allí aprovechó Petro. Su alcaldía puede ser histórica si no entra en sueños presidenciales. En la lona quedó el Polo y ojalá se hagan autocrítica por su fallido matrimonio con Samuel Moreno. Petro demostró que es un líder. Se inventó un partido hace siete meses con Carlos Vicente De Roux y triunfaron. Enhorabuena, así haya perdido mi excelente candidato Enrique Peñalosa.

VER COMENTARIOS
Columnistas