El fantoche Berlusconi

opinion: El fantoche Berlusconi

El poder usado con toque fanfarrón termina castigando al farolón. Conocemos casos...

El fantoche Berlusconi

Noviembre 16, 2011 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

El poder usado con toque fanfarrón termina castigando al farolón. Conocemos casos en que el poder los llevó a caminar como pavos reales. Samuel Moreno Rojas cada día nos repetía que desde el periodismo lo querían tumbar porque les daba envidia su gran obra en Bogotá. Y saber que Samuel, dueño de la Anapo, tuvo sueños presidenciales. La modestia no fue su fuerte. Política y vanidad exagerada hacen un coctel peligroso. Hoy está aterrizando de Londres Juan Manuel Santos y está pendiente del desafío estudiantil. Por su escasez de arrogancia le dio gusto a los jóvenes huelguistas. Hizo bien en desarmarles su protesta y citarlos al debate. En otro país, malos ratos pasa hoy el millonario Berlusconi. Italia se cansó de sus abusos. A los italianos les molestó su arrogancia, su desafío y que no respetara a un vecino como Su Santidad. En su cinismo, este político llegó a decir que los periodistas lo perseguían porque le tenían envidia porque él se paseaba con mujeres bellas, alegres y amigas de la danza árabe. Berlusconi acusado ante el Poder Judicial pero sus parlamentarios lo sacaban de los líos. Berlusconi recibió de un 'indignado' un trompadón que casi lo desfigura. Todo lo grotesco le pasó al cínico Silvio y le aguantaron mucho. Han sido 17 años como dueño del poder en Italia y mandando en la política, en los periódicos y como dueño de media televisión.Duele escribirlo pero el bello país de Italia está casi en quiebra. De pronto les toca vender la Piazza del Popolo con sus tesoros artísticos a los banqueros japoneses. No tiene dinero para poder pagarles a los funcionarios y los cararabinieri. Roma está arruinada. Venecia cobrará para entrar a la plaza de San Marcos. Igual planean Florencia y Capri y Milán. Todo por un político con sus '40 ladrones amigos' que se metió el país al bolsillo y montó negociados con sabor a Somoza y otros dictadores de poca vergüenza. Mi amigo y llavería Salvatore Basile está iracundo con Berlusconi y angustiado porque su amada Italia naufraga. Salvo viaja en ocho días a besar el suelo de Nápoles donde él nació y también Sofía Loren. Antier en Cartagena, saboreando un rico pescado, al grupo nos soltó una frase que me quedó bailando en la memoria: “Berlusconi se merece una biografía negra y tengo el título: ‘La caída de un fantoche’”. Título que viene bien a muchos políticos nuestros que han sido groseros en el uso del poder. Duele que Italia se arruine tras regalarle al mundo películas como 'Il Noveccento' y las muchas que hicieron Sofía Loren, Silvana Mangano, Fellini y Mastroniani. Duele que se hunda el país de ese burlón talentoso del Dario Fó y de Visconti. Tomen nota, esa ruina tiene origen político.

VER COMENTARIOS
Columnistas