Dizque somos un país feliz

Enero 12, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Aleluya, comenzamos año y no crean que será exitoso como lo anuncian los publicistas y ‘genios en imagen’ del gobierno. Felices ellos montando frases alegres y de carambola cobrando. Los buscan y aceptan. Arranca el año y al timón del país, el presidente Santos. El hombre madruga, frentea, lee documentos de energía, de paz, de agricultura, viaja a la Guajira, sigue a Pasto, vuelve a Bogotá y reúne consejeros, estudia planes, trabaja duro pero en eficiencia no le copian muchos de sus altos funcionarios. Hoy, figurones de altísimo cargo, esconden su ineficacia en que la jefe de prensa les hacen buena imagen en los medios.Año nuevo laboral y volvió la encuesta gringa que afirma, a la ligeronga, que Colombia puede tener a la gente más feliz del mundo. Me suena cómico ese cuento, lo desmiente el mal humor en las calles, en los buses, en los supermercados, al comprobar que los precios de los alimentos están por las nubes. Titulares de hoy: ‘Suben los arrendamientos, los servicios públicos, las matrículas y los útiles escolares’. Ese anuncio tumba cualquier sueño de ‘Prosperidad para todos’.Está caliente el rocambolesco ‘show’ de la venta de Isagén, la que produce energía. No opino, de eso no entiendo, pero sí les creo a los estudiosos economistas Iván Duque Márquez y Eduardo Sarmiento que venderlo es un auto-gol contra Colombia. Un burlón dijo que vender Isagén para hacer unas autopistas es como vender la casa para comprarles tres lujosos automóviles a los hijos. Con carros nuevos se mejora la fachada ante el vecindario, pero la ruina es inevitable. ¿Y cómo evitan que la mermelada politiquera se devore los billones de Isagén? Que nos lo cuenten don Roy Barreras y Armandito Benedetti, voceros del santismo.Somos el subdesarrollo, la cúpula del poder anda feliz porque a la firma del documento de 30 páginas con las Farc vendrán a Colombia figuras del curubito mundial. Veamos, viene Su Santidad, viene míster Obama, Shakira, Falcao, el Rey Felipe de España y el ineptísimo señor que manda en la ONU. Lo llamo ineptísimo porque hoy el Planeta tierra torea 17 guerras y millones de gentes sufren huyendo a Europa.Aleluya, Colombia aparecerá en tres mil millones de televisores, de cinco continentes, como el país que ama la paz y se reconcilia con los violentos secuestradores de ayer. Todo muy bonito pero medio país se alimenta mal y sufre los bajos sueldos. Por eso, lo del feliz año no pasa de ser un cordial y amable saludo y ¡buenas-buenas!

VER COMENTARIOS
Columnistas