De vanidosos y burocratas

De vanidosos y burocratas

Marzo 26, 2014 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

A conocer cómo funcionaba el Metro en París y Londres viajaron docenas de funcionarios de Bogotá en tiempos de Augusto Ramírez, Dussan-Dussan, ‘Lucho’ Garzón y Samuel Moreno. Rico ver París y tomar café en El Ritz o en LIP en Saint German. Vainas de la burocracia vanidosa, esos lujos por cuenta de ustedes pagadores de impuestos. Mi amiga Marcela pasó el ‘puente’ en Cartagena. Al regresar ayer a Bogotá me dijo: “Sentí ira ver por las avenidas de Cartagena docenas de camionetas blindadas que viajaron por tierra desde Bogotá, a 860 kms. para darle comodidad al alto funcionario derrochador”. A ese burócrata ‘jailoso’ le fastidian los taxis de la Cartagena de Salvo Basile y de ‘La Prince’ María De La Candelaria Martínez-Emiliani. ¿Esos burócratas exquisitos cobrarían viáticos en el Puente? Apuesto que sí. Como en este gobierno abunda lo ‘chic’, los del curubito del poder viajaron a broncearse en la hermosa Cartagena y me temo que los tiquetes aéreos los cargaron a gastos del gobierno.Me sigo felicitando por no aceptar mi nombramiento, del presidente Uribe, en la jugosa Comisión Nacional De Televisión. No acepté esa ‘chanfa’ multimillonaria porque allí derrochaban y podían perdonar deudas millonarias. Aparte, cada Comisionado tenía derecho a siete asesores y gabelas como autos blindados y tiquetes al mundo entero en ‘Primera Clase’. Como rechacé ese banquete, me molesta que hoy la burocracia de 20 departamentos y la de Bogotá hagan turismo alegre con impuestos. Por eso aplaudí la protesta de mi amiga Marcela. PUNTO.Aleluya: voy a cumplir 20 años escribiendo en El País. Llegué por invitación, en casa de Lilí Scarpeta en Bogotá, del director Rodrigo Lloreda Caicedo, repetida luego por el analista Gerardo Bedoya. Son 20 años, mil columnas y no resulté desaplicado. PUNTO.Aquí digo “Chau” a los derrochadores del dinero público, para ir al legendario Mick Jagger, el brujo de los Rolling-Stone. Mick vive una tragedia, su amada amante-novia se suicidó en Nueva York y el hombre está aplastado. ¿Pudo ayudarla y no lo hizo? No sabemos. ¿Ella lo hizo por vengarse de él? De pronto. ¿Era ella deprimida? No lo sé. Lo siento por el grandioso Mick Jagger que tanta alegría y rumba ha repartido en este absurdo, injusto y puñetero mundo.

VER COMENTARIOS
Columnistas