De turistas
y autopistas

Abril 11, 2017 - 11:55 p.m. Por: Poncho Rentería

Unos para Juanchaco, otras para Calima, las ‘hippies’ para la cordillera y los comodones a ver fútbol televisado, novelas y series gangsteriles. Quedarse en la ciudad es rico para botar libros que hoy estorban, ver cine. Aplaudo a los turistas hacia Buenaventura. Vigilen al conductor, se cree gran ‘driver’. Días de ocio para leer policíacas o para botar fotos que ya no juegan.

Estoy leyendo una apasionante biografía de Putin. Pasé tres temporadas de 45 días en Rusia, hace 35 años. Tenía negocios de libros con ellos, socialistas lentos e improductivos. Me cuenta un amigo español que ahora Rusia es carísima e injusta para las grandes mayorías, con una elite sobornadora y corrupta de multimillonarios que ganan y derrochan. Hoy Moscú es una vitrina del nuevo-riquismo ordinario. Putin, un dictador ególatra y violento. Sueña una Rusia imperial, mala cosa. Putin está en Siria y Damasco, ojalá lo ataje Donald Trump.

Aleluya, hoy es Miércoles Santo para que mañana se arrepientan los hampones de la Odebrecth. Ojo, hay peligro, hay conductores  loquitos. El colombiano maneja mal, aprendió cuando con un Renault 4 le encimaban la licencia. Por eso es tan malo el tráfico. Mucho chambón maneja. Leí ayer que por una pelea dentro del carro, una pareja tuvo accidente. Ella manoteó el timón, se salió de la vía, arrastró dos casas y cinco autos. Total: la peleíta les costó 157 mil dólares en daños y el seguro no paga. Moraleja: hay peleas caras en las carreteras. Tome nota.

Veremos dos mil autos oficiales y blindados en la Costa, derrochando viáticos con guardaespaldas. Hoy Miércoles Santo a las carreteras con burros en la vía.

Ayer me entrevistaron de una emisora bogotana. ¿Por qué el bajísimo 17% apoyando al presidente Santos?”. “Verlo en televisión con ‘Timochenko’ le quitó puntos, sumen insultos antipáticos desde el gobierno. Ante todo que este país es carísimo en alimentos y arriendos, además de los sueldos bajos para las clases medias, los profesionales y obreros”. Punto.

Tragedia nacional en Mocoa. Penoso que Asocaña, fortín de los magnates azucareros, apenas regale 65 mil dólares a esas víctimas. ¿Será tacañería o están muy pobres? Lo siento. Que el gremio azucarero regale apenitas 200 millones a Mocoa, es un autogol publicitario. La junta directiva quedó como tacaña. Eso no les queda bien. Días santos, días de ocio.

Si ha robado dineros de salud, hospitales o educación, arrepiéntase. Eso da infierno caliente y esta noche tendrá la visita de Lucifer en su alcoba. Buen ocio y sin accidentes en estos santos días.

VER COMENTARIOS
Columnistas