De taurinos por la feria

De taurinos por la feria

Diciembre 26, 2012 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Toros en Cali y supe que los 19.000 aficionados de Bogotá a la que llaman fiesta taurina, viajaron a la feria caleña a desquitarse de la guachada que les hizo Petro en la capital al cerrar la Plaza de Santamaría. Llegan hoy a Cali Luis Noé Ochoa y Fermín Santamaría, Juan Martín Caicedo, Germán Castro Caicedo, Antonio y Lukas Caballero, Rafael Santos Calderón y también los 87 señorones que, con tabaco y chaqueta de gamuza, aman ver toros desde ‘Callejón’. En Cali esta vez no estarán los pontífices del toreo: José Pardo Llada, ‘El Gallego’ Blanco, Álvaro Bejarano, harán mucha falta.Gocen su feria caleña que es buenísima les dije a varios bogotanos que viajaban. Una sola advertencia les hice: si Diego Martínez Lloreda, exalumno del Gimnasio Moderno, bogotano al 48%, columnista que protesta y pellizca, los invita a consumir la paella que él prepara y que elogia mucho, les aconsejo no probarla, es fatal, sólo la consumen sus parientes bogotanos, suegro, cuñados y primas. Es cierto que Diego vivió en España hace 16 años, que tomó cursos de cocina en Jerez de la Frontera y en Valencia con ‘Manolo el sabio cocinero’, pero por su origen bogotano (línea ajiaco) no le cogió el tino al arroz ni a las gambas ni al aceite ni al guiso, como cocinero resultó tan regular como Samuel Moreno gobernando a Bogotá.Como Lulita Arango define dónde pasar vacaciones, me barajó mi viaje a Cali y escogió Cartagena. Acertó porque es refrescante vagar por las playas con mi llavería Salvo Basile y su compañera-esposa Jackeline Lemaitre. Rico caminar descalzos por la playa, sentir la cosquilla de la arena; comprar mango viche, cocadas bañadas en panela quemada, helados de mandarina y verse con paisanos vallunos, con paisas simpáticos, con costeños parlanchines.Ocio nacional. Siesta, televisión, lecturas, y llenas las piscinas, las playas de Cartagena y San Andrés y muy agitados los bailaderos. La Navidad no es tan rica como la pinta Fenalco, pero sirve para ciertos coqueteos. Los concuñados que no podían verse se abrazaron, las concuñadas que no se soportaban se prestaron el pintalabios y hablaron de bikinis. Bailaron “Macarena que tiene un novio que se llama… que se llama de apellido Victorino eh… Macarena”. Me felicito, no elogié al presidente Santos que hace un gobierno regular, no disparé insultos al expresidente Uribe, no rajé del sufrido alcalde Petro. Pero como soy generoso, a ustedes les digo Feliz Año 2013 aunque dudo que sea un año sabrosón.

VER COMENTARIOS
Columnistas