De Petro a sus críticos

Febrero 15, 2012 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

El personaje mundial de hoy no es Baltasar Garzón que está en Bogotá. Baltazar, el juez que apresó a Pinochet, hoy repudiado por los jueces españoles por ‘chuzar’ teléfonos de delincuentes. El personaje mundial no es Gustavo Petro; es una mujer negra y bella, de 48 años con una risa inolvidable: Whitney Houston. Ella, más dura musicalmente que Madona; en Bogotá en las discotecas ‘Keops’ y en ‘La jirafa Roja, muchas noches llegué al cielo oyéndola cantar; la mejor voz femenina de los últimos 99 años.Antier habló larguísimo para radio Álvaro Uribe desde Monterrey, México. Envió el abrazo solidario a su amigo, el respetado psiquiatra y médico Luis Carlos Restrepo que pasa malos ratos y pánicos acusado de “asociación para delinquir”. ¿Lo traerá encadenado la Interpol? Ojalá no suceda así. Los enemigos del psiquiatra Restrepo son muchos ‘paracos’ que tenían ejércitos privados y miles de millones.Ahora sí al alcalde Petro. No nos saludamos. Nos hemos evitado para no saludarnos donde hemos coincidido como invitados. Por un amigo común sé que a él yo le caigo “gordo, gordísimo”; se lo respeto, en cambio, él a mi me cae casi bien. Le abono que pasó de guerrillero armado a diplomático, a senador pacifista y hoy gobierna una metrópoli de ocho millones de habitantes.Petro aplastó con votos al Polo Democrático de Robledo, Clarita López, Carlos Gaviria y Jaime Dussán. No menciono a Samuel e Iván Moreno porque ellos fueron invitados al Polo por electoreros, no por izquierdistas. El Polo los aclamó y allí se metió un penoso autogol.Se queja Petro, acusa Petro. Declaró, antes de viajar al Perú, que en su contra hay una campaña mediática; eso quiere decir que centenas de periodistas lo persiguen. Lo dijo él pero no es cierto, exagera. Petro es quisquilloso. En su campaña para alcalde fue un consentido en televisión y radio, más que Peñalosa. El periodismo en buena parte lo eligió.Por juego limpio, no disparo con rabia en mi periodismo que ya cumple 25 años. Entré a El Tiempo y a televisión terminando mi cuatrenio de parlamentario donde llegué por mi amigo y camarada Pardo Llada. No soy un terco ‘anti-Petro’, sólo quiero que gobierne bien, en serio, sin demagogia y que cuide los impuestos. Con 46 años viviendo en Bogotá quiero que él acierte, pero lo veo viche. Hoy cumple 45 días de posesionado. Ya es hora que gobierne a fondo. Clarita López dijo que entregó “la casa en orden”. No es cierto, Bogotá está reventada, víctima de politiqueros habilísimos y millonarias trampas. Petro empiece, está muy lento, lentísimo y peor, anda viajando.

VER COMENTARIOS
Columnistas