De Obama a Pardo-Llada

Marzo 02, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Hoy sería un gran día para mi camarada Pardo Llada porque desde su Mirador radial nos daría su cubanísima opinión de la pronta visita a La Habana del presidente Obama. Aleluya, el gringo gobernante, por demócrata, reanudó relaciones con el gobierno de Fidel Castro y de su hermano Raúl. Cambian los tiempos, ya no hay en las paredes de La Habana consignas como esta: “Contra el imperialismo yanqui al combate, patria o muerte, venceremos”.Hoy no está el alegrón y combativo Pardo Llada. Lástima porque con lucidez opinaría sobre el caos de este desbaratado país. Cambian los tiempos. Cuba ya no exporta barbudos guerrilleros y Estados Unidos y la CIA ya no incendian los cañaverales en Cuba. Hoy el gobierno de los Castro no repite: “Año del guerrillero heroico, al combate contra el gringo invasor”. Ahora la movida musical dice “Welcome my brother gringo”, bienvenido a nuestras playas. Cambian los tiempos, antes cantaban la trova deliciosa de Carlos Puebla: “Del inglés yo no sé nada, yo sólo hablo en español, del inglés yo solo digo, yanqui go home”.Admirable Obama, contra todos los obstáculos se acercó a Cuba pero sigue el infame bloqueo. Penoso que Estados Unidos aún no haya pagado los ciento ochenta mil millones de dólares que deben a Cuba por los sabotajes a su industria, a sus cañaduzales, a sus cultivos durante 53 años. Cuba ganó el duelo político a USA pero quedó en la ruina por el bloqueo y porque muchos ineptos, como el fantoche ‘Ché’ Guevara, llegaron al poder a chambonear, a destruir.Hoy el amigo de simpatía arrolladora, José Pardo LLada, estaría en su micrófono repitiéndonos que “Mirador está en emergencia porque Cuba prepara la alfombra roja para recibir al presidente de los Estados Unidos”. Seguro que Pardo Llada hoy clavaría una ‘arenga de castigo’ para el presidente Obama porque va a La Habana sin exigir que estén libres los presos políticos. Todo esto al ritmo de La Guantanamera. Pardo Llada era esclavo de su amada Cuba y también del ‘equipo amado’, nuestro Deportivo Cali que próximamente enfrentará en Buenos Aires al Boca Juniors en su estadio. No lo duden, el equipo nuestro tendrá el árbitro en contra, el Boca es un equipo ‘jai’ y protegido. Si gana el Deportivo Cali ese día, yo lo entendería como un homenaje al caleño-cubano José Pardo Llada.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad