Cristina al quirófano

Enero 04, 2012 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Nada de feliz año. Tiene cáncer Cristina Fernández, la viuda y millonaria presidenta de Argentina. En media hora entra al quirófano y su país está angustiado. Cuatro de enero y es desagradable entrar a una clínica con cáncer. Valiente ella, se los contó a los argentinos sin lágrimas. ¿Ha pensado usted lector que podría tener un cáncer? Pues haga lo de Cristina, cójala suave si puede.Opinen ustedes que son inteligentes: en broma o en serio Chávez dijo que es sospechoso que cinco presidentes de izquierda y antimperialistas aparezcan con cáncer. ¿Coincidencia o complot gringo de la CIA? Que investiguen la sospecha que lanzó Chávez. Y Chávez de bobo no tiene un pite. El cáncer los tocó. ¿Les inyectaron cancerígenos en algún alimento? Ese bombazo deben aclararlo los gringos ‘indignados’ críticos de Obama. Tengo una pregunta no perversa: ¿Cómo están de salud Juan Manuel Santos y Angelino Garzón? En tiempos de tanto cáncer presidencial es bueno un chequeo para evitarnos jarteras. Y empezando año, según Lulita Arango, médica, toca chequeo general. Lo del colon es fatal, me lo hice hace un mes y salí victorioso. ¿Cuándo se hace el suyo? Pilas, allí hay mucho cáncer, pregúntenle a Chávez.Se los cuento: en el Parque Tayrona manda la informalidad. Los ecologistas protegen la ecología vigilando al gobierno por permisos torpes. Pero hay un invasor, el rebusque, pobre tipo, sin ley, que tumba monte y pone una tienda y un gallinero y una cantina y luego bota aceite quemado y nadie lo molesta. Le veo mal futuro a ese bellísimo parque ecológico.Empezó el año 2012 y la democracia hizo felices a 1.115 alcaldes recién posesionados. Zumban los micrófonos y las promesas. Llegan nuevos tesoreros a manejar millonadas por miles. ¿Serán competentes? Esperemos. En esta columna hice burla de las compras oficiales de enciclopedias para colegios porque en todas les meten chanchullos. Acaban de condenar a un exgobernador del Magdalena. Motivo: compró sesenta mil ‘kits’ para niños de colegio público. Los pagó a setenta mil pesos cada uno pero en los almacenes valían doce mil. Tumbis demostrado. Pagó su gobierno y lo empapelaron por goloso.Bogotá fue asaltada en quinientos mil millones y no han recuperado veinte mil. ‘Conejazo olímpico’. Bienvenidos al 2012 y aplaudan, Colombia descubrirá petróleo y minas de oro por trescientos mil millones de millones de dólares. Seremos el Kuwait de Suramérica y el robo a los dineros públicos en licitaciones tramposas dejará de existir para siempre. Digan feliz año, pero sin ponerse colorados.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad