Buenaventura sufre los ineptos

Mayo 23, 2017 - 11:55 p.m. Por: Poncho Rentería

Dos goleadores: Víctor Campaz, Delio ‘Maravilla’ Gamboa, y el genial Yuri Buenaventura, hoy cantante exitoso en Francia, son buenos porteños, nunca le robaron un peso a su ‘city’. Me lo contó la abogada Nilse Mosquera: “El alcalde Buenaventura es un profeta cultural, un hombre generoso porque nos prometió siete mil millones de pesos para celebrar el ‘Encuentro de los Intelectuales Porteños’. “Bello puerto del mar mi Buenaventura, donde se goza siempre la brisa pura”. Lástima, los malos gobiernos la explotaron y hoy tienen un desempleo del 45%. Y una miseria africana en 58 barrios. Y un futuro fatal porque la juventud no tiene un Sena bien completo. Punto.

“Anarquía, incendios y paro en Buenaventura”. De ese ‘problemón’ social opinó Monseñor Héctor Epalza por TV así: “A este puerto lo desangra la corrupción, los tres últimos alcaldes han terminado presos”. Y los partiditos, que con sus votos y plata subieron a esos tipejos, hoy callan como bacalaos. Mi poeta cubano genial, Nicolás Guillén, decía: “Si no denuncian a los pícaros, ellos siempre triunfarán”. Miren hacia Sucre, Córdoba, Guajira y Barranquilla.

Y una periodista amiga opinó: “Un paro general no les arregla nada, un acueducto no lo montan en tres días”. Aterricen la protesta. El Comité de huelga de Buenaventura no puede exigirle al presidente que vaya o siguen en huelga. No va, un presidente no acepta chantajes. ¿Y hasta cuándo seguirán en paro? Han perdido ochocientos mil millones de pesos. Buenaventura debe protestar con plantones silenciosos de tres minutos tres veces al día. Del paro judicial y el de Fecode no hablemos. Del paro en el Chocó menos. Su líder Petronila Vásquez, ordenó: “Ni un paso atrás”. ¿Eso arregla algo? Lo dudo.

Muy exitoso el presidente Santos en USA, muy elegante su comitiva pero volvieron a Bogotá y el país que encontraron es un despelote total, con graves huelgas y ocho millones de niños sin colegio. Y quinientos mil abuelos están encartados cuidando nietos que no tienen colegio por huelga. ¿Cómo le va al gobierno en las encuestas? ¿Lo apoyan o lo rajan? Lo rajan. La ministra del trabajo, doña Clara López, renunció hace 15 y tenía el paro de maestros encima, pero se fue a su sueños de presidente. Es un gobierno con tormentas internas y solo no puede gobernar un presidente. ¡Y le faltan 14 meses de poder! Hasta diría: ¡Qué mamera ser presidente en un país arruinado con tantos ineptos con poder!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad