Brasil tiene al árbitro

Julio 02, 2014 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

No tenemos chance con Brasil así juguemos mejor. Ellos no pueden salir del baile, dejaría de sonar la samba. Los magos de la Fifa no son fascistas como dijo Pepe Mujica con lenguaje de izquierdista trasnochado. Lo desautorizó el mordelón Suárez al aceptar su malintencionado mordisco. Los de la Fifa, son señores adictos al poder, al lujo y muchos hasta son de la izquierda exquisita, la ‘Snob’.Es arrollador el cuento del mundial de fútbol. En Bogotá corre el chisme del viaje presidencial al Brasil, a ver el partido. Un burlón amigo me comentó: “No creo que a los futbolistas les siente bien que llegue el presidente Santos al camerino 27 minutos antes de enfrentar a Brasil, a la leyenda, a los astros Neymar y compañía”. Que no vaya el presidente al partido, son muchachones humildes que no aguantan un abrazo presidencial.... antes de un partido donde son visitantes. Son, si mucho, mil los colombianos que llegarán a ese estadio.Para los que amamos el fútbol, este mundial ha sido un banquete. Un ‘cachaco’, un bogotano simpático me dijo hace tres días: “Brasil tiene al árbitro y en caso de duda, esa duda favorece al dueño del mundial, a Brasil”. A todos los famosones que el gobierno sacó para la campaña, los debería llevar a la televisión a que inviten al publico a la calma, a la buena educación. ¿O será mejor suspender la televisión el viernes y evitarnos tragedias? De pronto es la solución. Que hablen por el pacifismo futbolero Shakira, Juanes, Amparo Grisales, Juana Acosta y Carlos Vives.Lo dijo mi amiga María Isabel: “Este mundial tiene su saborcito erótico, tiene la emoción de los penales, los goles en el último segundo, eso es mejor que el caviar, mejor que el mismo sexo”. Lo último me sonó desafortunado pero hay mujeres que le meten sexo al tema para poner colorados a los hombres. Lo siento, no me fío de la imparcialidad del árbitro en el duelo Brasil versus Colombia. Ni sé su nombre y nacionalidad, pero es humano. Y en caso de duda tiraría para Brasil. Que el milagroso bugueño nos haga el milagro, ojalá igual al abrazo a los argentinos. Esperemos que el iluminado, el coloso James Rodríguez le haga un gol a Brasil antes del minuto veinte. Si se da una situación tan favorable para Colombia, no hay árbitro que salve a Brasil.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad