Autocrítica en casa

opinion: Autocrítica en casa

Creo que ‘Toño’ Urdinola hoy se está dando latigazos de autocrítica. Debe...

Autocrítica en casa

Octubre 17, 2012 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Creo que ‘Toño’ Urdinola hoy se está dando latigazos de autocrítica. Debe dárselos porque un tipo inteligente, consentido del curubito financiero, aplicado exministro y buena gente, nunca debió meterse en ese novelón. Lo arrastró el problema de familia de su esposa. Según su prima Lucía Uribe, ‘Toño’ absorbió las  rencillas familiares de una esposa millonaria, inteligente, ‘chic’, caprichosa, arrogante y ‘pelietas’.No somos amigos pero si muy buenos conocidos con ‘Toño’ Urdinola. En Bogotá, en casas de amigos, siempre parlamos gratamente. El año pasado me pidió que lo recibiera en mi apartamento. Llegó con su  pareja, la bonita Alejandra Garcés, una rubia muy interesante y recia. Me contaron el pleito. Me pidieron que les hiciera una asesoría pagada de prensa para comunicados e imagen. Les respondí que no podía, que en eso soy inepto, que lo mío es radio, prensa, televisión y columnas, pero en tono liviano porque lo profundo es para los discípulos de Kant o de Sigmund Freud. Escuché a la pareja, les aconsejé arreglar, les repetí que nunca critico a los jueces. Buena suerte ‘Toño’ Urdinola. La vida es picarona porque Valerie Domínguez firmó y se complicó; ‘Toño’ Urdinola, también.Y como ‘Toño’ es hincha del Deportivo Cali, paso a Hernán Peláez, que lanzó un libro de ‘Memorias’ con el veterano periodista Édgar Artunduaga. Hubo coctel en el Metropolitan Club, lo invitó Mondadori, la editorial. Para ese libro, escribí este pincelazo de Hernán Peláez: “Lo conocí por Julio Nieto Bernal y Martín Alvarado, años 70. Lector de Cortázar, de Cabrera Infante. A Carlos Alberto Caicedo, a Martín y a mí, nos prestaba la revista El Gráfico. Hernán, siempre brillante, estudioso, disciplinado e independiente. Fui padrino de su matrimonio con la bonita matemática Beatriz Andrade Jaramillo y eran seis hermanas bellísimas las Andrade Jaramillo.He  seguido la ruta de Hernán Peláez desde joven, de ingeniero químico en la Shell, socio de su llavero tulueño ‘Rafico’ Victoria Valderrutén. De Hernán he envidiado su talento, su carácter, su afición a los boleros caribeños, a la salsa, al tango malevo. Hernán, gran amigo de Joaquín Lozada, Bilardo, Álvaro Fina, y Alex Gorayeb. Hernán aún aplaude a Iroldo y Urriolabeitia. Hernán tipifica al provinciano ganador en Bogotá, al igual que el poeta Jotamario Arbeláez, María Elvira Bonilla, Juan Martín Caicedo, Poncho Rentería, Juan Gossaín, Iván Mejía, Gardeazábal y Yamid Amat”. Bravo Hernán Peláez, ¡a la vida le metiste un gol olímpico y tus hijos te resultaron pilos, alegres e inteligentes!PD: Que están chuzando los celulares de Gardeazábal y Hernán Peláez. Y se lo denunciaron a Juan Manuel Santos. Y vienen sorpresas.

VER COMENTARIOS
Columnistas