Atraco de película

Mayo 03, 2017 - 12:24 a.m. Por: Poncho Rentería

Si piensan en la construcción de la millonaria refinería de Reficar - Ecopetrol en Cartagena, casi aciertan. Allí hubo trampas y marrullas por 3 mil millones de dólares y no las hicieron los obreros ni los mecánicos, fueron los directivos de apellido ‘chic’. Y no lo denuncia este frívolo columnista, lo denunció el zar de los Contralores de Colombia, Edgardo Maya Villazón que espera la indagatoria de 30 señorones VIP que manejaron Reficar y Ecopetrol. Allí hubo una piñata alegre y fue en este gobierno que ya cumplió siete años. El presidente Juan Manuel Santos lo inauguró elogiando la delicadeza con los dineros. Meses después supimos de las estafas y que habían engañado al presidente. ‘Un atraco de película’.

Otro atraco y fue en Ibagué al deporte nacional. Allí se robaron noventa y siete mil millones a Coldeportes unos contratistas protegidos del alcalde de Ibagué y del gobernador. Se robaron la millonada para la piscina olímpica, el velódromo y la tribuna del estadio. No entregaron ninguna obra. Golazo de un contratista habilidoso, Orlando Arciniegas - Estupiñán, consentido de dos senadores que le dijeron: “Te cumplimos, aquí tienes el contrato, coronamos”. Un banquete de mermelada. Y sospecho que les tocó el 15% del contrato millonario por su ‘tráfico de influencias’.

Dos atracos de película: Reficar - Ecopetrol y Juegos Deportivos de Ibagué. El director ideal para esas dos películas sería el napolitano-cartagenero Salvatore Basile que, viernes pasado mañana en Palmira, siete de la noche, en el salón cultural, contará a los cineastas de sus 27 películas, sus 23 telenovelas, sus recuerdos de Robert De Niro, Potecorvo, Marlon Brando, Fellini, Focine, Mayolo, Poncho Ospina, Sandro Romero & Cia. Acompañaré a Salvo a Palmira, somos entrañables camaradas hace 39 años. Amistad recalentada porque me alojó en su casa cartagenera y él en la mía; y juntos viajamos, bebemos y nos telefoneamos a diario. Salvo, un tipazo de película que empuja el cine colombiano, que ama a Colombia gratis sin contratos millonarios. Ojalá que Mariana Garcés, la ministras del cine, financiara una película: ‘Dos atracos de película, Reficar e Ibagué’. Agotadas las boletas. Punto.

Y Bogotá sigue con Feria del Libro. Mucha gente joven. Reconforta tanta gente sencilla pagando boleta porque le importan los libros. Vi en mesa de honor llenado el teatro de la Feria a los ‘comandantes’ guerrilleros Santrich, Pastor Alape e Iván Márquez, presentaban el libro ‘Timochenko, el útimo guerrillero’. Fuerte presencia de las Farc en la feria: dan conferencias, debates, libros, recitales y llenan el teatro. Siguen de moda.

VER COMENTARIOS
Columnistas