Aplausos a don Asprilla

Aplausos a don Asprilla

Octubre 23, 2013 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Entre Popayán y Cali no hay gobierno. Allí los anarquistas se están dando un banquete. Mi amiga Luzelena Isaza-Uribe, brillante diseñadora, por el bloqueo no pudo llegar al Exposhow de Cali con sus creaciones. Y miles de campesinos honrados no han podido vender sus frutos y verduras. Allí hemos visto tirarle ladrillazos a los sencillos agentes de la Policía. Y cruelmente taponaron ambulancias. PUNTO. En Bogotá hay dolor e indignación porque una niña rodó por una alcantarilla sin tapa. Una joven mamá de 20 años llora inconsolable. La tapa se la robaron unos lunáticos porque hay un mercado negro de tapas.Lo amargo: que se ahogó la niña de dos años. Lo admirable es que tres agentes de la Policía, al ver la tragedia, jugándose la vida se quitaron sus botas y uniforme y se lanzaron al oscuro túnel para salvarla. Alcantarilla sin tapa y penosa la ineptitud del burócrata del Acueducto. Y saber que en Bogotá están gastando miles de millones de pesos en la publicidad ‘Bogotá Humana’; y en lujosas camionetas blindadas para 45 concejales y 17 funcionarios. Allí no falló el alcalde Petro, falló el Acueducto y de carambola el vergajo que se robó esa tapa.El conejazo que le pusieron a las gentes de Medellín del edificio desplomado destapó un montón de trampas. Una: los mismos constructores, gente del curubito, hijos de la oligarquía, nombraban al supervisor de la obra, el que les hacía de firmón. Por esa gabela en vez de cemento pegaban los ladrillos con engrudo y arequipe bugueño bañado con arena y un poquitín de hierro. Por eso se cayó. Que Medellín es modelo en Colombia en seriedad financiera y burocrática, eso me lo han repetido mil veces mis paisanos tulueños Humberto Vallejo, Hugo Dávila, Carlos Restrepo y José Eduardo Peláez, todo porque ellos estudiaron en Medellín donde aprendieron economía, a hacer fortuna y bailar rock-and roll, porros y bambucos. Ellos muy pifiados porque lo de Interbolsa en Bogotá, ese multimillonario ‘tumbis’ y el desplome del edificio Space, muestran que es un mito lo súper cívico de Medellín. Hay roscas voraces y politiqueros ambiciosos en matrimonio con avispadísimos constructores. PUNTO.‘Don Asprilla’, así llamé por el teléfono al talentoso Faustino. Tocaba felicitarlo, rechazó veinte millones de pesos para que filmara una cursi película porno. El gran Faustino respondió que no le interesaba ese dinero en esa tarea. Muy bien Faustino, eres una gloria nacional y a tus 41 años te toca dar buen ejemplo !Que se empelote otro! Bravo Faustino, bravo Don Asprilla.

VER COMENTARIOS
Columnistas