A suspender tantas giras

Junio 27, 2017 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

Al pagador de impuestos no le gustan los viajes de su presidente porque al verlo en hoteles de altísimo lujo (Plaza Athenè en París) y luego en Palacios tipo El Elíseo, se imaginan gastos multimillonarios y censuran. Si fueran menos viajes, mejor, ya suficientes. Punto.

A Cali llegan mañana presidentes. Llega Michel Bachelet, un personaje. Una médica socialista que de verdad juega por los humildes. Vivió en Moscú, Praga y Berlín como exiliada política del gobierno facho criminal de Pinochet. No es señora de riquezas ni lujos, ni de viajes Chic a Europa como esa izquierda exquisita, la ‘izquierda caviar’ que le gana o roba millonadas al poder y disque sigue socialista. Michel Bachelet: nada de Armanis ni Valentinos, ni lujos. Su padre, un demócrata General del Ejército, fue fusilado por el turbio pinochetismo, por ser fiel al legítimo poder de Salvador Allende, mi último jefe político aunque bastante ineptón, los ultra izquierdistas y los fachos, lo tumbaron.

Llegan a Cali presidentes, por favor, no cierren las avenidas por eso, no es serio fastidiar a miles porque unos notables se reunen en un piso 17 bien protegidos. No se excedan, nadie le gritará al presidente Peña Nieto que su esposa compró (muy regalada) una mega mansión a unos contratistas del gobierno de su marido.

Así haya sido puntual el programa ‘Gira presidencial por París’, así fuera exitosa la tarea del embajador Federico Renjifo en conseguirse una calle García Márquez, aquí al presidente Santos lo siguen rajando. Aleluya, aleluya: ayer gozó Juan Manuel Santos, cuando vía televisión dijo a Colombia que la guerra con las Farc se terminó. Que llegue la paz de verdad, sin marrullas, la deseamos todos-todos.

Mañana noche empiezan en 787 municipios de Colombia las fiestas de San Pedro y San Juan y de otros santos que no son primos de ‘Pacho’ Santos. Que se las bailen y ojalá sin violencia y sin pegarle a la esposa o compañera. Fiestas para olvidar, por tres días, los malos alcaldes, los malos gobiernos, el predial, el IVA y los robos de nuestros impuestos. Que se bailen su San Juan y que el Gobierno derroche menos en turismo internacional. Ahora la austeridad, menos autobombo, menos libros de lujo contando el ‘grande e histórico gobierno’, menos tiquetes a Europa y Nueva York por la burocracia, menos carros oficiales blindados con falsos amenazados. O economizan, o siguen rajándose en el poder.

VER COMENTARIOS
Columnistas