El Opelam de la Libre

Marzo 09, 2015 - 12:00 a.m. Por: Philip Potdevin

La semana pasada fue presentado en la Universidad Libre de Cali, el Observatorio de Pensamiento Latinoamericano. Opelam es un tanque de pensamiento conformado por expertos y dedicado a la investigación, divulgación y publicación del pensamiento contemporáneo. El producido del mismo es el insumo intelectual para que gobiernos y organizaciones generen programas, políticas e iniciativas de gran impacto social. Desde hace décadas la intelectualidad latinoamericana ha forjado un espacio en las disciplinas de las ciencias sociales para deslindarse del pensamiento hegemónico y eurocéntrico que ha dominado la reflexión en Latinoamérica. Si bien en la academia se insiste en enseñar, casi de manera exclusiva, la filosofía llamada occidental, que tiene su soporte epistemológico en los griegos, existe ya una vasta producción desde una perspectiva latinoamericana que busca posturas y soluciones frente a la dominación, la colonialidad y la globalización que tanto impacta a nuestro continente.En la constelación de pensadores nuestros hay que resaltar al menos a Martí, Leopoldo Zea, Rodolfo Kush, Enrique Dussel, Horacio Cerutti, Pablo Guadarrama, Raúl Fornet-Betanocurt, sin excluir a los colombianos Estanislao Zuleta, Santiago Castro-Gómez y Damián Pachón.La iniciativa de la Libre, impulsada por el profesor Carlos Alberto Ríos y auspiciada directamente por el rector, Libardo Orejuela, es una empresa digna de apoyar. El momento que vive nuestro país y la coyuntura geopolítica que atraviesa el continente hace más que necesario respaldar empresas de esta naturaleza.En el Opelam se da cabida también a la sabiduría ancestral de nuestros pueblos indígenas. El pensamiento amerindio tan enraizado en la madre tierra, tan abierto al universo y tan imbuido de circularidad, reciprocidad, relacionalidad y buen vivir es indispensable en nuestra cultura plural y heterogénea.Que Opelam germine en la Universidad Libre, con su larga tradición de librepensamiento, es una garantía de su independencia, su sentido crítico y su contribución a los problemas sociales de nuestro país y nuestra región.

VER COMENTARIOS
Columnistas