¿Un Fiscal políticamente incorrecto?

opinion: ¿Un Fiscal políticamente incorrecto?

Eduardo Montealegre termina su periodo como Fiscal General de la Nación. Intentar...

¿Un Fiscal políticamente incorrecto?

Marzo 28, 2016 - 12:00 a.m. Por: Pedro Medellín

Eduardo Montealegre termina su periodo como Fiscal General de la Nación. Intentar un balance equilibrado de su cuatrienio parece una misión imposible. Sobre todo en un país en donde la persona del Fiscal aparece en uno de lo extremos de una durísima polarización política. Y mucho más para alguien que, como quien aquí escribe, fue durante algo más de un año asesor de la Fiscalía (como lo he sido de varios Fiscales anteriores), sugiriendo líneas de trabajo internacional en el tema de justicia transicional. ¿Qué queda de los cuatro años de gestión del Fiscal Montealegre? Para alguien que lleva conociendo por dentro un aparato tan complejo como este, no hay duda en afirmar que hay un resultado que por sus implicaciones, va a ser de trascendencia para la justicia colombiana: la reforma institucional de la Fiscalía, que le permitió pasar de un sistema caduco de trabajo por crímenes individuales, a uno de investigación más sistemática de macro-crímenes cometidos por macro-organizaciones ilegales. Hoy la entidad tiene mayor capacidad institucional para interrelacionar hechos, organizaciones y patrones de comportamiento criminal, así como cumplir con el requerimiento de establecer metodologías de trabajo que permitan la priorización de los casos que deben ser investigados y juzgados. Es la nueva estructura que no sólo le permitirá ser más eficiente en sus tareas, sino –y por sobre todo- homologar las estructuras de imputación establecidas por la Corte Penal Internacional, aplicables al derecho colombiano. Esa mayor capacidad, es la que ahora le ha permitido un aumento en la efectividad de la entidad. Es decir, pasar de 1010 imputaciones en 2012, a más de 135 mil imputaciones el número de imputaciones en 2015. La mayor capacidad técnica ha posibilitado que se llegue a esclarecer crímenes como el de Jaime Garzón o Luis Carlos Galán. Sin embargo, estos resultados fueron opacados por dos elementos que en un momento llegaron a copar la escena pública. Por una parte, el fracaso en la creación de la Universidad de la Fiscalía con la que se pretendió crear una instancia para mejorar el perfil técnico y profesional de sus funcionarios, pero que termino ahogada por un problema de dinero y un enfrentamiento entre el rector de la Universidad y el Fiscal General.Y por otra, la excesiva exposición de Montealegre en los medios de comunicación, bien por sus opiniones académicas (que en muchos casos desbordaban su papel institucional) o bien por sus innecesarios enfrentamientos con el Procurador Ordóñez o con la entonces Contralora General Sandra Morelli, que terminaron poniendo a la Fiscalía en un polémico lugar, al que nunca debió llegar. Sus declaraciones sobre la paz, que muchas veces pudieron estar motivadas por el propósito de hacer pedagogía en los ciudadanos sobre la existencia de penas alternativas para la cárcel (como en el caso de los guerrilleros de las Farc), pero tuvieron un indeseable efecto que pudo afectar el curso de las discusiones en la mesa de negociación en La Habana. Solo el tiempo permitirá ver los resultados. Por ahora hay que decir que el país no estaba acostumbrado, ni preparado para tener un Fiscal General deliberante. Especialmente en la discusión de las reformas en curso o de las medidas que pudo tomar el gobierno de turno, ni tampoco para apoyar las exigencias de un paro judicial, como lo hizo en noviembre de 2012 cuando expresó su posición solidaria con los trabajadores por la nivelación salarial o el derecho a la protesta.Y personalmente creo que es mejor que nunca llegue a estar preparado para eso. Un Fiscal deliberante, es tan riesgoso como un militar deliberante. Ambos tienen en sus manos las más poderosas instituciones del Estado, con las que pueden someter a los ciudadanos a un régimen del que ninguna democracia podrá sobrevivir.

VER COMENTARIOS
Columnistas