Tengo un pálpito…

Septiembre 29, 2013 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

La última encuesta de Ipsos Napoleón Franco me confirma un pálpito: creo que en noviembre el Presidente Santos dirá que buscará su reelección y anunciará que Germán Vargas Lleras será su fórmula vicepresidencial.Así sería factible calcular, con base en las preferencias electorales de hoy, y no obstante que hay un porcentaje alto de indecisos porque el abanico de candidatos no está claro aún, que el binomio Santos- Vargas Lleras podrían reunir cerca del 40% de los votos, si se tiene en cuenta que Santos les ganaría a todos sus contendores, salvo a Vargas LLeras, y que, en la hipótesis de que se enfrenteran los dos, Vargas sacaría 26% y Santos 17%. Al juntarse ambos, sería válido sumar las dos cifras.Hay quienes dicen que Vargas estaría tentado, dadas las preferencias electorales de los colombianos, a alejarse de Santos y a presentarse de manera independiente. Yo no lo creo así, primero porque sé que él está agradecido con el Presidente, pues considera que Santos ha sido muy generoso, que le dio carta blanca en los ministerios del Interior y Vivienda, que para el plan de las cien mil casas gratis le asignó el presupuesto que él quiso y que por esas razones, para bien o para mal, seguirá a su lado hasta el final; segundo, porque él ya vivió la dura experiencia de competir solo como candidato, sin una organización grande que le hiciera más fácil la contienda; y tercero, porque en este país la traición se paga cara.En ese escenario, no sería extraño que el Presidente, a quien le gusta darles juego a sus rivales, y a quien le ha rondado la idea de abolir la reelección y alargar a seis años el período presidencial, una vez elegido insistiera en presentar esa reforma, con el argumento de que ella regiría a partir del período siguiente pero que, para ser consecuente, se retiraría a los dos años y dejaría gobernando a Vargas Lleras, quien sí podría presentarse a las elecciones porque la suya no sería una reelección. Así, de resultar favorecido, Vargas gobernaría ocho años.¿Y Santos qué haría? Probablemente buscaría un cargo que le cae como anillo al dedo y con el que, con seguridad, ha soñado muchas veces: reemplazar a Ban Ki-Moon como Secretario General de Naciones Unidas.Si se tiene en cuenta que a fines del 2016 debe elegirse nuevo Secretario General de la ONU, que el último latinoamericano en ocupar ese cargo fue, en 1991, el peruano Javier Pérez de Cuellar, que Santos tiene la experiencia internacional requerida para esa posición, y que él, con paz firmada con las guerrillas o sin ella, tendría la aureola de haber hecho todo lo posible por entregar una Colombia en paz, no es descabellado pensar que su designación como Secretario General de Naciones Unidas le quedaría fácil.Así, pues, mi apuesta es que a la primera vuelta se presentarán Pacho Santos por el uribismo, la dupleta Santos-Vargas Lleras y un candidato de tercería si es que logran acordar una consulta Enrique Peñalosa, Antonio Navarro y Clara López. En ese caso, lo probable sería que la segunda vuelta se jugara entre Santos-Vargas Lleras y el candidato de la tercería.Y, ahí, cualquier cosa puede pasar. Porque el que definiría el asunto sería nada menos que Álvaro Uribe, quien contaría con la fuerza mayoritaria en el Congreso.¿Y a quién apoyaría el resentido ex presidente? ¡He ahí la pregunta!

VER COMENTARIOS
Columnistas