Regalo de Navidad

Diciembre 21, 2014 - 12:00 a.m. Por: Patricia Lara

En esta Navidad, y en estos albores del 2015 en que llegaremos a la paz si somos capaces de comprendernos y de comprender al otro, de perdonarnos y de perdonar a los demás, quiero regalarles este impresionante poema de ese gran poeta peruano que fue César Vallejo, y que habla del género humano, de cada uno de nosotros, del hombre, sí, de ese que llora, trabaja y ama pero, a veces, también, “suda, mata y luego canta”.Y es justamente con ese hombre -incluidos nosotros mismos- con el que tenemos que aprender a convivir…Los invito, pues, a que sembremos esa semilla de comprensión que nos permita, como dice Vallejo, hacerle a ese hombre una seña y darle “un abrazo, emocionado”.¡Les deseo, queridos lectores, una Feliz Navidad y un 2015 en el que, por fin, hallemos la paz!Considerando en frío, imparcialmenteCésar VallejoConsiderando en frío, imparcialmente,que el hombre es triste, tose y, sin embargo,se complace en su pecho colorado;que lo único que hace es componersede días;que es lóbrego mamífero y se peina…Considerandoque el hombre procede suavemente del trabajoy repercute jefe, suena subordinado;que el diagrama del tiempoes constante diorama en sus medallasy, a medio morir, sus ojos estudiaron,desde lejanos tiempos,su fórmula famélica de masa…Comprendiendo sin esfuerzoque el hombre se queda, a veces, pensando,como queriendo llorar,y, sujeto a tenderse como objeto,se hace buen carpintero, suda, matay luego canta, almuerza, se abotona…

VER COMENTARIOS
Columnistas